Se descubre en Boyacá el fósil del cangrejo más extraño del mundo

En el municipio de Pesca, cerca a Sogamoso, un paleontólogo descubrió este fósil en perfecto estado. Descubrimiento que evidencia la particularidad de las especies que habitaron hace millones de años en nuestro país.

0
338
Foto por: Javier Luque - https://cutt.ly/wXzslXf

En Pesca, Boyacá, cerca al municipio de Sogamoso, Javier Luque, investigador posdoctoral en Harvard y  paleontólogo reseñado en 2019 en la revista “Science Advance”, descubrió un fósil en perfecta conservación en mitad de un yacimiento de fósiles marinos.

 Luque presentó detalles sobre la vida del Callichimaera perplexa en la revista Science, afirmando que “los cangrejos vivos generalmente tienen pequeños ojos compuestos, que están al final de un tallo y están cubiertos por una órbita protectora. Los ojos compuestos de Callichimaera eran grandes, sin tallo ni órbitas”.

Lo que indica qué hace aproximadamente 95 millones de años en los océanos tropicales colombianos, se encontraba un cangrejo que retaba todos los conceptos básicos de la biología conocida. Puesto que la estructura de sus cuerpos  era una mezcla de varios animales a simple vista.

 Le Puede interesar: Los jóvenes que protegen el patrimonio paleontológico de Colombia

Este espécimen tenía ojos de libélula, boca de camarón, las patas de una jaiba, cola de un cangrejo ermitaño y forma de araña, una especie que inicialmente causó confusión en los investigadores, que la relacionaban con la última etapa de larvaria llamada megalopia.

Que es una de las fases donde el cangrejo  tiende a tener ojos muy grandes, pero cuando llegan a etapa madura su cuerpo resalta más en crecimiento, de modo que no podría ser así ya que el Callichimaera mantiene el tamaño de sus ojos durante todo su desarrollo.

Respecto al significado de su nombre, este traduce a “quimera hermosa y desconcertante”, sin embargo, el investigador Luque le dio la denominación de “hermosa pesadilla” porque le llevó más de una década comprender cuan único era este animal.

 

Por: Alejandro Vargas Ramos. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here