ACPO deja huella en los jóvenes rurales de Caquetá

El proyecto Pescado para el Desarrollo se encuentra en su etapa de cierre, es en este momento donde se ven los frutos del aprendizaje colectivo de 300 jóvenes beneficiarios. Ahora se empoderan de su liderazgo comunitario para transformar los territorios.

0
296
Foto por: Sandra Riaño García

Acción Cultural Popular – ACPO, es una organización que busca fortalecer el liderazgo campesino y la reconstrucción del tejido social a través de la educación, por medio de su programa bandera Escuelas Digitales Campesinas que cuenta con aproximadamente 16 cursos.

Desde octubre del 2020 en medio de la situación tan difícil que se vivió en el mundo entero debido a la pandemia, se inició la participación en el proyecto Pescado para el Desarrollo el cual es financiado por Caritas Noruega y ejecutado por Pastoral Social y ACPO, en 8 instituciones educativas rurales.

A lo largo del proyecto se han orientado ocho cursos, como Paz y Convivencia, Valores Cívicos y Democráticos, Liderazgo en la Comunidad Rural, Mi Proyecto de Vida en el Campo, entre otros. Con estas formaciones se busca despertar en estos jóvenes campesinos el interés en ser personas útiles para la sociedad que traigan cambios positivos a su región.

Le puede interesar: Piscicultura y sociedad, formación del proyecto Pescado para el Desarrollo 

Es de orgullo ver cómo estos jóvenes poco a poco van cambiando su forma de pensar y de actuar, como van tomando un papel importante en su comunidad, como en su entorno escolar se preocupan por elegir adecuadamente sus representantes.

Como los casos de 3 estudiantes inspiradores; Andrés Mauricio Aldana, estudiante de la I.E.R. San Luis, el cual ha visto en la piscicultura una oportunidad de crecimiento para él y su familia y por lo tanto desea continuar ejerciendo esta actividad económica.

Andrés Robles de la I.E.R. Jorge Eliecer Gaitán es el encargado de la biblioteca comunitaria, convirtiéndose en un líder para los niños de su región. Y Nicolás Cabrera de la I.E.R. Sabio Caldas, que conformó un grupo de jóvenes con el objetivo de fortalecer el turismo ofreciendo servicios de senderismo.

Por: Sandra Riaño García. Facilitadora educativa del proyecto Pescado para el Desarrollo.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here