Un boyacense que vela por la protección del río Bogotá en Cachipay

Luis Leguízamo más conocido como MacGyver, es un campesino entregado a la labor ambiental de Cachipay, Cundinamarca. Todos los días realiza actividades de limpieza y conciencia ciudadana en el territorio, para alcanzar un día el sueño de un río Bogotá sano que siga dando equilibrio y sustento a los ecosistemas que lo rodean.

0
789
Foto por: SEMANA - https://cutt.ly/7EuhIji

En Cundinamarca, departamento reconocido por su riqueza natural y cultural, se encuentra el municipio de Cachipay, ubicado sobre zona montañosa de la cordillera oriental con un total de 56 kilómetros cuadrados según la Alcaldía Municipal. Su historia cuenta que en épocas prehispánicas en este territorio se encontraban los indígenas panches, de los Anolaimas, quienes resistieron ante los conquistadores.

Este municipio ha priorizado las reservas forestales para la conservación de las zonas silvestres donde nace el río Bahamón, en el que desembocan quebradas y caños de Cachipay, conectando a los ríos Curí y  Apulo para finalmente unirse con el río Bogotá. Este último es un cuerpo hídrico fundamental para los ecosistemas que rodean el recorrido de sus aguas, extendidas a lo largo de 589.143 hectáreas. 

Luis Leguízamo,  más conocido como MacGyver, es un hombre alto con una mirada profunda, ojos azulados que reflejan su  pasión y entrega al cuidado del agua, especialmente del río Bogotá. Llegó hace casi 34 años a este municipio gracias a un amigo que lo llevó a trabajar a una finca cercana, según comenta Cachipay se le asemeja a su tierra natal, Miraflores, Boyacá. 

MacGyver realiza la labor de limpieza del río desde el 2009 haciendo pequeñas acciones que contribuyen a la mejora de esta fuente hídrica,  un trabajo que inició gracias a la veeduría ciudadana, junto con el apoyo de la doctora Martha Duque que trabaja en la contraloría hace 17 años defendiendo los ríos. Ambos quieren ver un municipio y un planeta más verde.

El trabajo varía en el día a día, sobre las 03:00 am se alista con un overol azul y sale a limpiar las calles, se dirige hacia los puntos críticos de Cachipay donde se arrojan los residuos sólidos, algunos de esos sectores son los tomaderos y las cantinas donde se arrojan muchas colillas de cigarrillo que tardan hasta 10 años en descomponerse y contaminan 50 litros de agua. Por lo que instaló ceniceros fabricados con guadua o botellas plásticas  hechos con sus propias manos.

Para él lo más difícil de esta labor es crear conciencia ciudadana, pero sabe que no es imposible y que puede seguir trabajando, como una cantaleta de mamá y papá dele que de dele todos los días para culturizarnos. Desde el 1 de enero de este año en el municipio se encuentran las 3 bolsas de basura, la blanca para lo aprovechable, la verde para todo lo orgánico y la negra para depositar residuos no aprovechables, a MacGyver lo motiva pensar que el río es de todos, y todos los días el río le da algo al planeta.

Siempre está muy conectado con los recuperadores ambientales del municipio, por eso les avisa en qué lugares se encuentran botellas y cartones. Trabaja en compañía de ellos para que desde allí también se evite la contaminación y se haga correcto manejo de las basuras. Luis Leguízamo es un ejemplo claro de una persona comprometida y entregada a una labor que le nace del corazón, sin importar el día y la hora siempre está dispuesto a ayudar y a mejorar el ecosistema que lo rodea, él y quienes le ayudan son los ángeles del mañana para la recuperación de las fuentes hídricas para así tener un río Bogotá vivo, limpio y en su cauce.

Por: Laura Stefani Hernández Jiménez.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 






Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here