Talleres gastronómicos para proteger el saber ancestral de Boyacá

En 5 municipios boyacenses se llevaron a cabo las jornadas gastronómicas, con el fin de rescatar los saberes de la cocina tradicional. Corpochivor abrió estos espacios en los que campesinos prepararon platos innovadores a partir de productos orgánicos y característicos de la región.

0
677
Foto por: Corpochivor

En el marco de las acciones adelantadas desde el proyecto Negocios Verdes, con  recursos del fondo de compensación ambiental, se desarrollaron cinco talleres  de gastronomía ancestral en Boyacá, de la mano del abogado y gastrónomo Wilmar Sánchez.  Espacios que contaron con la participación de productores que han venido  trabajando con sus empresas y emprendimientos vinculados a diferentes procesos  que adelanta la entidad. 

En San Luis de Gaceno, se prepararon platos como  ceviche de  orellanas servido sobre arepas de maíz agrio, también lomo de res saltado y costilla de cerdo  horneada con especias y vegetales de la región, licor de cacao, acompañado de  malanga y yuca cocidos al vapor; como postre se preparó un quimbolito de plátano  maduro con harina de trigo, queso y aromatizado con anís y aperitivo de noni; todo  esto acompañado de una bebida fresca de arazá endulzada con miel de abeja y  aromatizada con hierbabuena y naranja.  

En Garagoa, se preparó pan nan y pizza a base de masas madre, tomates  rostizados, conejo horneado con especias de la región y reducción de guandolo o  guarapo acompañado de chips de papas nativas; como complemento a esto, se  realizó un postre de cuajada con una capa de arándanos bañado en melado a base  de miel de abejas, y para finalizar bebidas frescas a base de arándanos y champa.

En Tenza los productos elaborados fueron encurtido de guatila, puré de batata y  papa, gallina en chupe cocida en guarapo acompañada de calabacín y  ensalada fresca de vegetales, a su vez se preparó un cremoso de habas  perfumado con guandolo; el postre estuvo compuesto por tropezones de cuajada  bañado con reducción de miel de abejas y aromáticas de la región, todo esto  acompañado de un café como bebida.

Igualmente, la jornada contó con grandiosos platos en Ramiriquí y Turmequé, cada uno de ellos siguiendo la línea de productos característicos del territorio y preparaciones a base del saber tradicional. Con estos talleres se busca salvaguardar los saberes, generar  transferencia de conocimientos en técnicas culinarias que permitan la innovación de  productos, reivindicar procesos de alimentación saludable y dinamizar los productos de los Negocios Verdes.

Rolando Forero, director general de Corpochivor, resaltó la importancia de llevar  un proceso de capacitación a través de estos talleres de gastronomía ancestral con  técnicas de los Andes Orientales y el Piedemonte Llanero, destacando que esta línea  de crecimiento verde contribuye a seguir cosechando aliados por el territorio  agroambiental sostenible.

Por: Corpochivor.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here