Posconflicto mejorará la salud rural

0
1498

vaccination-1215279_1280

Se estima que la mortalidad materna reduciría en un 58% y la infantil en un 24% en municipios afectados por la violencia

El posconflicto traería un enorme beneficio a la población rural, pues significará un aumento en la inversión en salud. “Esta es una ventana de oportunidades y debemos reconocer la relación entre la salud y el conflicto, así como la importancia que tendrá en los siguientes años”, afirmó Mario Hernández, coordinador del Doctorado Interfacultades en Salud Pública de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.).

En un panel sobre el papel de la salud en los acuerdos de paz, se destacó que el sistema de atención primaria será muy importante como generador de confianza en zonas afectadas por la violencia. Esto se debe a que es el servicio es la primera interacción que tanto combatientes como ciudadanos tienen con el Estado.

Una de las problemáticas recurrentes que tienen las zonas de conflicto, evidenciadas en las visitas técnicas a las Zonas Veredales de Transición de Normalización (ZVTN), fue el acceso a la salud. Los habitantes de estas regiones pidieron con urgencia un acceso directo a servicios de salud, los cuales suelen estar muy alejados de sus territorios.

Además, una encuesta realizada por el Centro Nacional de Consultoría, la cual indagaba sobre cuáles serían los beneficios más importantes que traerán los acuerdos de paz, demostró que para los colombianos el aumento del presupuesto para la educación y la salud será más relevante que la reducción de la violencia.

A las personas en zonas de conflicto las aquejan dolencias físicas y mentales por causa de la violencia. Estas afectaciones no pueden ser tratadas apropiadamente por el difícil acceso a territorios en conflicto. Esto hace que en esas zonas haya altos niveles de desnutrición y un mayor porcentaje de muertes evitables. Se estima que un niño nacido en una zona con minas antipersona pesa unos 8.5 gramos menos de su ideal.

Un buen servicio de salud podrá atender efectivamente problemas cardiovasculares y renales, que son mayores causas de mortalidad que la violencia. Para lograr esto, se deberá buscar mayor igualdad para que el acceso sea universal y garantizado para todos.

Actualmente, los municipios más afectados por el conflicto tienen un 58 % más de mortalidad materna y un 24% más de mortalidad infantil que aquellos que no han sido víctimas de la violencia. En los acuerdos de La Habana se planteó una intervención del sistema a partir de una reforma estructural de su funcionamiento.

Al fin y al cabo, la aprobación de lo discutido tendría un inmenso impacto para la salud de las zonas rurales colombianas. Por fin se contaría con los recursos para acortar la brecha entre el campo y la ciudad y asegurar para todos un sistema de calidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here