Mujeres empoderadas por la defensa del derecho a agua potable

Mónica Quintero es una lideresa que trabaja día a día desde la Junta de Acción Comunal de la vereda Quince Letras, en Norte de Santander, para fortalecer el acueducto comunitario y promover la conciencia en torno al cuidado del agua.

0
240
Foto por: Jackelin Arroyo

Mónica Quintero Pérez es una mujer de 30 años de edad que  vive en la vereda Quince Letras, ubicada en Norte de Santander. Por aprecio al territorio, desde hace un año cumple el rol de presidenta de la Junta de Acción Comunal de su vereda. 

Según Mónica, a través de los Programas de Desarrollo con Enfoque Territorial – PDET, Norte de Santander quedó seleccionado junto a otros 170 municipios a nivel nacional, debido a la dificultad con el agua potable. Es así como llega al municipio el proyecto ASIR -SABA de la Agencia Suiza para el Desarrollo y la Cooperación – COSUDE.

«Llegó un ingeniero que hizo una reunión y planteó lo que venía para las veredas, ha sido algo maravilloso porque vamos a brindarle a esta y a dos veredas más la  calidad del agua», afirma la líder.

Este proyecto dejó en la comunidad conocimientos sobre cómo hacer el apruebo del agua, hacer pruebas matemáticas, e identificar fortalezas y debilidades que se tenían por mejorar; por ejemplo, reforestar las cuencas hídricas que abastecen manualmente las veredas.

Es por eso que entre las experiencias  más importantes para Mónica, se encuentran los aprendizajes y fundamentos  del diplomado de Agua y Saneamiento Básico, que tuvo la oportunidad de realizar gracias a la Universidad Área Andina.

Además, se realizó un compartir en el Congreso Agua y Campo con el Ministerio de Cultura en la ciudad de Armenia, para ver los retos que tenían como asociación. Frente a ello manifiesta que » fue algo muy chévere, nos dimos cuenta cómo está el país, cómo estamos nosotros y que si hay una calidad de agua digna de tomar».

Actualmente,  se está realizando una asamblea desde la cual se escogieron 5 directivos encargados del acueducto para iniciar el trámite, Mónica por su parte, siempre está al tanto debido a su sentido de pertenencia y  sigue motivada por tener agua 100% potable en su comunidad.

 

Por: Jiselly Ortiz Pacheco. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here