Jóvenes caqueteños culminan 8 cursos de las Escuelas Digitales Campesinas

En el marco del proyecto Pescado para el Desarrollo, ACPO lideró los ciclos formativos enfocados en el crecimiento personal y espiritual. Esto a través de temas como paz y convivencia, proyecto de vida en el campo, liderazgo rural, democracia y comunicación.

0
283
Foto por: Fernando Losada Bermeo

El proyecto Pescado para el Desarrollo es financiado por Caritas Noruega y apoyado por tres aliados, entre ellos Acción Cultural Popular – ACPO. Un ciclo formativo que se implementó en 8 instituciones educativas rurales en el departamento de Caquetá, con el objetivo de generar nuevas fuentes de empleo para los jóvenes que culminan su bachillerato.

ACPO presentó la propuesta de formar a esta juventud rural en el área de ser, pues es de saberse que en los profesionales es necesario que haya una formación integral, que no solamente se impartan conocimientos técnicos, sino que se les enseñe desde la parte espiritual a ser personas que aporten beneficios a la sociedad.

A través de las Escuelas Digitales Campesinas, implementó 8 cursos: Paz y Convivencia 1 y 2; Liderazgo en la Comunidad Rural; Persona, Medio Ambiente y Sociedad; Mi Proyecto de Vida en el Campo; Asociación y Emprendimiento; Valores Cívicos y Democráticos; Comunicación y Periodismo Rural.

Le puede interesar: Estudiante caqueteña viajará a Noruega para aprender sobre piscicultura

Con las formaciones de cada curso que se realizó, los jóvenes beneficiarios desarrollaron habilidades y competencias que les sirven de apoyo para sus proyectos de vida, los de sus familias y comunidad rural.

Uno de los cursos que más marcó a los jóvenes fue Mi Proyecto de Vida en el Campo, ya que se desarrolló una temática con estrategias para que aprendieran a amar sus raíces, y pudieran pensar en proyectos que ayudaran no solo al sostenimiento económico familiar, sino que aportaran a la conservación y cuidado de su entorno.

En muchos de los encuentros realizados, los participantes del proyecto manifestaron de forma escrita y verbal la gratitud de haber formado parte de estas formaciones. Pues sienten que fue de gran apoyo para el crecimiento personal y profesional de cada uno. 

Por: Fanery Cabrera Ramírez. Facilitadora educativa del proyecto Pescado para el Desarrollo.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here