En Miravalle las mujeres rurales lideran proyectos productivos

En el AETCR Miravalle ubicado en Caquetá, mujeres excombatientes y de la comunidad aledaña vieron los frutos de su apuesta productiva en piscicultura. Tras un proceso de capacitación y con apoyo de diversas entidades, alistaron más de una tonelada de tilapia roja para aportar al desarrollo socioeconómico del territorio.

0
79
Foto por: Anyela Cardozo

El pasado 9 de agosto de 2021, el Antiguo Espacio Territorial de Capacitación y Reincorporación – AETCR Miravalle dio un paso significativo en relación con la producción y comercialización en la línea de piscicultura. Con la producción de una tonelada y media   de   tilapia roja que fue sembrada en diciembre del 2020.

En este territorio de Caquetá los proyectos productivos son el eje fundamental para el desarrollo local de la región, se propició un escenario donde se encontraron varios actores en pro de la convivencia, la paz y la reconciliación. Como el ejército en cabeza del Batallón de Operaciones Terrestres -BATOT 70, que trabajó de manera conjunta con las y los reincorporados en el alistamiento y la pesca.

Luego se  dio el segundo paso con las  mujeres  reincorporadas  en   el  choque térmico con  integrantes de la Policía, un vivo ejemplo de convivencia, pues actores que antes se confrontaban en armas en este territorio, hoy se unen en un proceso de desarrollo local que favorece la comercialización de uno de los proyectos productivos.

La paz es un hecho cuando son las mujeres y los hombres reincorporados quienes le aportan al desarrollo del país, no solo en la comercialización de sus productos, sino en la posibilidad  de construir lazos de confianza, respeto, cordialidad  y trabajo en equipo. Todos en absoluto, Fuerza Pública, Ejército, Policía, Agencia para la Reincorporación y la Normalización – ARN, y Acción Cultural Popular – ACPO.

En cabeza de la facilitadora del proyecto Mujer Mestiza, Indígena y Afrodescendiente – MIA, quien lideró el accionar en la sala de procesos que se adecuo en el AETCR Miravalle,  mujer que con dedicación, esfuerzo y compromiso sacó adelante este proceso, se formó como técnico en piscicultura en el marco del Convenio ARN -SENA en Angostura, Huila. 

Poder hablar del desarrollo local de la zona de reserva campesina, es posicionar la labor de las mujeres que se han cualificado para mejorar la calidad de vida de todas y todos los que hacen parte de la ruralidad. 

Por: Anyela Patricia Cardozo. Facilitadora educativa del proyecto MIA.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here