Del escritorio al territorio, visita de diálogo con mujeres reincorporadas

En el marco de una visita de monitoreo los profesionales de ACPO llegaron a Caquetá para evaluar y conversar sobre los avances del proyecto MIA. Esto posibilitó conectar con las firmantes del Acuerdo de Paz que desde sus saberes y sueños siguen comprometidas con el desarrollo del país.

0
536
Foto por: Karina Porras Niño

El equipo de Acción Cultural Popular – ACPO llegó hasta Caquetá el 20, 21 y 22 de enero del 2022 en el marco de una visita de monitoreo al proyecto Mujer Mestiza, Indígena y Afrodescendiente – MIA. Estuvieron en los antiguos Espacios de Capacitación y Reincorporación – ETCR de Agua Bonita y Miravalle.

Esta visita logró establecer un diálogo con  las mujeres de la comunidad y reincorporadas de tal forma que se evidenció el avance de la implementación de la estrategia con enfoque de género que busca el Acuerdo de Paz. 

El proyecto ha sido un referente del empoderamiento femenino con el desarrollo de capacidades, potencialidades, uso y manejo de las TIC, formación en transformación de alimentos y en comunicaciones. Todo a la luz de las experiencias de intercambio con las mujeres del Caquetá y Chocó.

Le puede interesar: Carta del campo: Con ilusión celebraron logro mujeres reincorporadas

Son sueños que se han venido construyendo en el día a día, con un equipo que detrás del escritorio piensa y planea la posibilidad de los escenarios  para el empoderamiento de las mujeres rurales.

Así mismo, gracias a la sensibilidad de las mujeres que comprenden lo que implica salir adelante con herramientas óptimas, para desarrollar otras formas de relacionarse con el mundo en su contexto cotidiano y de  rescatar la importancia del desarrollo local. 

Con el equipo de ACPO se dio la posibilidad de traer a la memoria el recorrido del proyecto desde la experiencia del territorio. Confluyen  dos mundos,  las narrativas que han ocurrido con el equipo de profesionales, y las narrativas de las mujeres que están viviendo la dinámica que transforma su día a día. 

Es de rescatar que el Fondo Europeo para la Paz, ACPO y la Diócesis de San Vicente  han sido ejes fundamentales para dar continuidad al proceso de empoderamiento femenino que ha venido desarrollando el proyecto MIA en el territorio. 

 

Por: Anyela Patricia Cardozo. Facilitadora educativa del proyecto MIA.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here