Con cultura ancestral se aporta a la construcción de paz en Tumaco

En el marco del proyecto Comunicar y Proteger la Paz, la Mesa Distrital de Mujeres de este territorio conserva procesos ancestrales como la armonización. Así contribuyen al diálogo para sanar lo que les ha dejado el conflicto y generar nuevas ciudadanías.

0
663
Foto por: Comunicar y Proteger la Paz

Tumaco, conocido como la perla del Pacífico, está ubicado al sur occidente del país en el departamento de Nariño. Pese a ser afectado por el conflicto armado, la violencia y la pobreza, cuenta con una riqueza cultural que le ha permitido a este rincón del país ser más resiliente y positivo.

Territorio en el que están asentados diferentes grupos étnicos como afros (negros, raizales, palenqueros), mestizos e indígenas, que relatan un mundo de conocimientos ancestrales que aportan a los acuerdos sociales y las diversas maneras de reconciliación en medio del contexto de violencia.

Nuestra población tumaqueña ha optado por los Derechos territoriales y culturales para aumentar y facilitar las luchas en contra de los diferentes flagelos que enfrentan , teniendo como sello los conocimientos culturales para la colectividad que conllevan a la libertad y la promoción de paz.

Le puede interesar: Con coco y cacao comunidades de Tumaco le apuestan a la paz

Por lo anterior la llegada del proyecto Comunicar y Proteger la Paz: Defendiendo a nuestros defensores, de Acción Cultural Popular – ACPO, permite contar desde la mirada de innovación cultural que tiene la comunidad y las organizaciones beneficiadas los procesos e historias del territorio.

La cultura genera e impulsa la libertad de las comunidades y mitiga los índices de delincuencia, quitándole espacio a esto que con talentos, expresiones y saberes regeneran las nuevas ciudadanías para dar mayor valor social a través de una cultura de paz.

Como se puede evidenciar en el proceso de armonización que hace la  Mesa Distrital de Mujeres, organización participante del proyecto. Cada vez que se realiza un espacio de diálogo como parte de sus acciones culturales al iniciar que permite la conexión, paz y ancestralidad.

Para realizar un acto de armonización es necesario que varios participantes lleven un elemento del territorio de acuerdo a lo que desean agradecer, ya sean frutos, velas, flores, joyas, alimentos o  elementos religiosos, generando una gran mándala en el centro del espacio.

 

Por: Cristian Alejandro Gongora. Facilitador educativo del proyecto Comunicar y Proteger la Paz.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here