Carta del campo: Rafting y academia, la oportunidad de una vida nueva

Con la firma del Acuerdo de Paz mujeres como Leidy Pastrana, apuestan a la reconstrucción del tejido social para mejorar su calidad de vida y la de la comunidad. Por su parte, se certificó en Guianza Turística y rafting, y actualmente se forma con el proyecto MIA para aprender sobre liderazgo, comunicación y emprendimiento.

0
534
Foto por: Contagio Radio - https://cutt.ly/CnuMWgZ

Sea esta la oportunidad   para contar   un poco de lo que ha sido mi   historia de vidaMi nombre es Leidy Lorena Pastrana, nací en San Vicente del Caguán, Caquetá, un municipio que se ha caracterizado por su tradición ganadera y lechera, con paisajes indescriptibles llenos de biodiversidad. 

Cuando tenía cinco años mis padres decidieron trasladarse a trabajar en labores de agricultura en la vereda Guacamayas, en busca de nuevas oportunidades. Allí empecé mis estudios de básica primaria, por cuestiones económicas no pude seguir estudiando, esta es la   triste realidad que tenemos muchas personas del campo.

A los 15 años me tocó dedicarme a trabajar   para ayudar a mis padres y conseguir el   sustento diario de la casa, soy madre soltera de 3 hermosos hijos,   por ellos me he dedicado a formarme académicamente   para tener un futuro mejor, siempre esperando que ellos tengan las oportunidades y que prosperen en la vida. 

Gracias a la firma de los Acuerdos de Paz, las oportunidades de estudiar y trabajar se hicieron realidad en el territorio en el que vivo, pude terminar una formación técnica en Guianza Turística y la certificación internacional de rafting con el apoyo de la Federación Internacional de Costa Rica.

Poco a poco este territorio tan estigmatizado por el conflicto armado se ha convertido en el epicentro turístico del departamento del Caquetá. Todos los paisajes, la fauna y la flora que antes no se habían descubierto, hoy hacen parte del recorrido que hago junto a mis compañeros reincorporados que también conocen como la palma de su mano este territorio, han sido casi 4 años de descubrimientos.

El rafting ha significado darle un vuelco a mi vida, en la medida en que he logrado estar en otros escenarios, tuve la oportunidad de participar en el mundial de rafting Australia en 2019, y en el mismo año, el campeonato nacional   donde el equipo fue clasificado para participar en el mundial de china 2020, el cual por la situación de salud pública y la pandemia por COVID – 19 no se pudo realizar. 

En el marco de esta situación tan difícil, aparece la implementación  del proyecto MIA del Fondo Europeo para la Paz, con la Fundación ACPO, como un aliciente para seguir un proceso de formación en Alfabetización digital, Liderazgo rural, Mi proyecto de vida en el campo, y Comunicación y periodismo rural.

¡Eso sí que me cambió la vida! Poder manejar un computador, poder enviar un correo electrónico y la importancia del liderazgo de las mujeres en el territorio, lo que refleja un cambio de vida y una forma distinta de ver el desarrollo rural. 

Las mujeres de la comunidad continúan trabajando con el proyecto MIA en la realización de un técnico agropecuario y participando de los talleres de comunicación. En los cuales aprenden a redactar historias importantes de su comunidad y a difundirlas también a través de productos radiales y redes sociales; de esta manera, demuestran el compromiso de las comunidades en proceso de reincorporación para construir paz en el territorio. 

Por: Leidy Lorena Pastrana. Participante del proyecto MIA.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here