Plantas medicinales para el cuidado alternativo en la avicultura

Un estudio reveló que las propiedades del ajo, orégano y tomillo, podrían sustituir los antibióticos químicos que se utilizan en la avicultura para prevenir enfermedades y estimular su crecimiento. Un producto que apunta a una crianza de aves más consciente y sostenible.

0
525
Foto por : Coren - https://cutt.ly/Knrm1Ic

Los aditivos son usados frecuentemente en la industria alimentaria con el propósito de mejorar el sabor, el crecimiento y prevenir ciertas enfermedades de las materias primas o productos animales. Entre ellos, destacan los Antibióticos Promotores del Crecimiento – APC, que se utilizan para alimentar a las aves para el consumo humano. 

El uso de los antibióticos en la avicultura causa un cambio en el metabolismo de los animales y acelera su crecimiento. Sin embargo, de acuerdo con la Federación Europea para la Salud Animal,  el uso de los ACP es una de las principales causas del aumento de resistencia en los seres humanos a los antibióticos; por lo que en el 2006 se prohibió el uso de estos aditivos en el sector avícola de Europa.

Le puede interesar: Plantas medicinales para curar dolencias y recuperar saberes ancestrales

Aunque en Colombia no hay ningún estatuto que prohíbe el uso de los APC, Alejandra Victoria Ruiz Real, miembro del Departamento de Producción Animal de la Universidad Nacional (UNAL), realizó un estudio con el objetivo buscar aditivos orgánicos para la avicultura, encontrando en las propiedades de ajo, orégano y tomillo una alternativa efectiva para sustituir los antibióticos comunes utilizados en la industria.

Según la investigadora, los extractos de estas plantas son antimicrobianos, es decir, sus propiedades tienen un efecto tóxico que mata las poblaciones de patógenos y evita de manera natural, que los animales presenten algún problema de salud como diarrea, enteritis, reducción de la ingesta o retardo en el crecimiento.

Para llegar a esta conclusión, durante la investigación se realizó un experimento con 480 aves de 1 día de edad durante 35 días que fueron divididas en tres tratamientos: Grupo A, con una dieta sin aditivos promotores; Grupo B, suplementado con APC como bacitracina, metileno, disalicilato y halquinol; y Grupo C, con una mezcla de extractos de plantas de ajo (7%), orégano (10%) y tomillo (10%). A todos los grupos se les suministró una mezcla de 3% de frijol- soya crudo. 

Como resultado, se evidenció que el grupo alimentado de manera orgánica presenta mejor desarrollo del cuerpo y resultados positivos en relación con el peso de órganos como la molleja, el proventrículo, el páncreas y el intestino delgado.

Además, se demostró que la ingesta de extractos de plantas en la dieta de las aves tuvo efectos beneficiosos sobre la calidad de la carne almacenada, para Alejandra Ruiz esto se debe gracias a las propiedades antioxidantes de estos productos que reducen o retrasan la oxidación de los lípidos.

Así, estos alimentos no sólo se convierten en una alternativa que aporta a la transformación de los procesos productivos, mediante la implementación de prácticas más sostenibles y amigables con el ambiente, sino que también mejoran la calidad de los alimentos que consume la población nacional. 

 

Por: Ivania Alejandra Aroca Gaona. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here