Parque Chaquén, agricultura alternativa y medicina ancestral en Bogotá

Se trata de un parque temático en la localidad de Sumapaz que busca fomentar la producción orgánica y sostenible, e implementar la medicina ancestral como complemento de salud pública que beneficie principalmente a los habitantes de la comunidad y del resto de la ciudad.

0
590
Foto por: Semana rural - https://n9.cl/h8xul

Sumapaz es la localidad 20 de la ciudad de Bogotá, se encuentra ubicada sobre un macizo de la Cordillera Oriental de los Andes colombianos, al extremo sur del casco urbano capitalino. Está catalogada como zona rural y de acuerdo con los datos de la Alcaldía Mayor de Bogotá, cuenta con 7.457 habitantes que se dedican en su mayoría a la actividad agrícola.

Al ser una zona que se encuentra alejada de la urbanidad, el acceso que tienen los habitantes al servicio de salud inmediato es limitado, ya que la localidad se encuentra aproximadamente a 2 horas de distancia de Usme, donde está el hospital más cercano. Es por esto, que se han buscado alternativas que complementen el sistema de salud pública y que facilite a los residentes acceder a este servicio.

Le puede interesar: Agricultura sostenible, proyecto de madres comunitarias en Bogotá.

El parque temático en salud pública Chaquén, nace como una solución a esta situación, se encuentra ubicado en la vereda Nazareth, de la localidad y es propiedad de la Subred Integrada de Servicios de Salud Sur – Bogotá. En este espacio se promueve la salud a partir de los conocimientos ancestrales, la producción orgánica de los alimentos y la conservación de especies nativas.

Abrió sus puertas en el año 2007, inicialmente como un centro experimental para fomentar la seguridad alimentaria y con el tiempo, se convirtió en un semillero de agricultura alternativa, fomento de especies nativas para la alimentación y las plantas medicinales que se consolidaron generacionalmente como solución ante algunas dolencias y enfermedades propias de la vida.  

“Se inauguró como respuesta a una problemática de seguridad alimentaria que tenía la localidad de Sumapaz. En ese momento teníamos niveles de desnutrición crónica más o menos del 40 %, hoy en día está por debajo del 2 %; ese fue el enfoque inicial”, afirmó Andrea Moya Muñoz, ingeniera agrónoma y líder del parque Chaquén. 

De acuerdo con la ingeniera, de esta iniciativa se benefician dos poblaciones: la comunidad campesina del Sumapaz, ya que se les provee de forma gratuita semillas para que implementen huertas caseras y generar así una agricultura sostenible. Y las personas que no hacen parte de la localidad, pues cualquiera que esté interesado puede acceder a formación en temas como seguridad alimentaria, transformación de plantas medicinales en remedios caseros y alimentación balanceada.

La implementación de la medicina a partir de las propiedades de plantas ha crecido tanto en la comunidad, que dentro del parque se estableció un pequeño hospital que atiende personas con dolores musculares, paranoia, depresión y otras enfermedades de forma natural. Actualmente, el parque cuenta con un cultivo de más de 30 especies que se utilizan para tratar a los pacientes, dentro de ellas destacan el Romero, Tomillo, la Hierbabuena y el Ajenjo.

Las comunidades nos exigen reconocer las plantas medicinales que contienen los principios activos de muchos medicamentos, para ellos son esenciales por la ayuda que han representado ante la distancia que tienen con los centros médicos”, agregó Moya.

Cabe destacar que, el proyecto ha sido apoyado por entidades como el Instituto Alexander Von Humboldt, el Jardín Botánico de Bogotá, Colciencias, Universidades Nacional y Escuela de Administración de Negocios (EAN). Así se pretende seguir demostrando que la salud está estrechamente relacionada con las formas de producción y consumo. 

 

Por: Ivania Alejandra Aroca Gaona – Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here