jueves, junio 13, 2024
InicioDESTACADOSPalabra de honor

Palabra de honor

luis-salas

Las personas, los animales y las cosas cambiamos. Se cambian las costumbres. Los significados también cambian.

Por: Luis Alejandro Salas

Hasta hace algún tiempo la expresión “palabra de honor” tenía un sentido profundo. Equivalía a decir yo me comprometo, era como casi un examen de honradez. Quería decir que hay una aseveración de cumplimiento. Era decir que usted puede estar seguro de lo que estoy afirmándole. Hemos llegado a un acuerdo porque usted cree en mí y yo creo en usted. Así podemos confiar el uno en el otro y podemos departir y compartir.

Ahora se habla de los créditos y de los avales, hay que conseguir codeudores o fiadores. Hay que buscar el máximo de seguridades para no salir engañado. En dos palabras, no confiamos los unos en los otros. Nos decimos mentiras. Tratamos de ser tramposos.

Es una lástima que ya no podamos entendernos, comprendernos, creer que entre nosotros hay verdad. Pero podemos hacer esfuerzos por volver a recuperar ciertos valores, como este de confiar en el prójimo, de jugarnos limpio.

Estas cosas se aprenden desde la niñez, desde los juegos infantiles y la convivencia familiar, son parte de la cultura de los pueblos. Y los adultos también podemos aprender, podemos cambiar. Claro que hay ladrones, bandidos y estafadores. Y todos tenemos que no dar papaya, como se dice, no exponernos a que nos tengan por bobos y nos engañen.

Dar alguien su palabra es prometer hacer alguna cosa. Pero el asunto no puede quedarse en palabras solamente, hay que ir a los hechos. Faltar a la palabra es dejar de hacer lo que se ha prometido u ofrecido, es engañar, es no obrar rectamente.

Los acuerdos son para cumplirlos, así como las leyes.

Tratemos de volver a los tiempos en los que podíamos confiar, cuando creíamos en el otro, cuando estábamos seguros de la buena voluntad en cumplir lo pactado, cuando hacíamos y apreciábamos los trabajos correspondientes para satisfacer lo ofrecido, cuando hacíamos negocios sin dolo.

Mantengamos la palabra, perseveremos en lo ofrecido. Seamos sinceros. No seamos falsos sino leales y francos. Así viviremos mejor. Nos maltrataremos menos. Estaremos en paz.

Artículos Destacados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

FundacionAcpo

spot_img

POSTS RECIENTES

spot_img