sábado, mayo 18, 2024
InicioDESTACADOSMiel, jalea y otros productos apícolas en empaques irresistibles

Miel, jalea y otros productos apícolas en empaques irresistibles

unnamed

 

De la tradicional botella de aguardiente en que se envasa la miel de abejas en diferentes regiones del país, se podrá pasar a empaques de diseños modernos para este y otros productos de los apiarios.

Por: Agencia de Noticias U.N. – Universidad Nacional de Colombia (agencianoticias@unal.edu.co)

De la mano del Instituto de Ciencia y Tecnología de Alimentos (ICTA) de la Universidad Nacional de Colombia (U.N.) Sede Bogotá, Aura Fernanda Flechas Aguilar, egresada de la Escuela de Diseño Industrial de la Facultad de Artes, desarrolló un proyecto que pretende aumentar los índices de producción y venta de estos alimentos.

Se trata de un diseño de carácter colaborativo que cuenta con la participación de apicultores colombianos, a partir del trabajo desarrollado por el grupo de investigación en alimentos apícolas asesorado por la profesora Marta Quicazán (ex coordinadora del Laboratorio Fisicoquímico del ICTA) y el profesor Pablo Abril (ex coordinador de la Escuela de Diseño Industrial).

El grupo de investigación está conformado por nutricionistas, microbiólogos, ingenieros químicos e ingenieros de alimentos.

“Los alimentos apícolas están conformados por miel, propóleo, polen, jalea real y algunos que tienen otro tipo de proceso, como por ejemplo el hidromiel (vino hecho a partir de la miel)”, explica la diseñadora.

Ella considera que si bien la parte técnica estaba cubierta, existía un gran vacío en lo que respecta al componente comunicativo, especialmente entre los pequeños apicultores, ya que ellos están habituados a envasar algunos de sus productos en botellas de aguardiente, lo que no solo plantea un problema de carácter sanitario, sino que además resulta poco práctico a la hora de usar el producto, pues después de un tiempo la miel se cristaliza y debe calentarse al baño maría, lo que además hace que se pierdan algunas de sus propiedades nutricionales.

Otro aspecto a considerar por Aura fue el hecho de que, sin importar su origen, las etiquetas del producto dan cuenta de una información muy precaria en aspectos esenciales como su procedencia, principales características o valores nutricionales.

“La miel que se produce en distintas regiones del país nunca es igual, y esa es una de las razones de ser de lo que en la industria alimenticia se conoce como denominación de origen. Tal condición incluye aquellas características que identifican el producto de acuerdo con la zona en la que se produce, puesto que las plantas de las cuales se alimentan las abejas también varían”, explica la diseñadora.

“El proyecto estaba planteado para que a través del diseño se educara al consumidor, de tal manera que él conociera de dónde sale el producto y el proceso que se lleva a cabo hasta servirlo en la mesa”, destaca Aura, quien incluso después de graduarse ha seguido trabajando con varias comunidades del departamento de Boyacá.

Una vez definida la población de San Mateo como el lugar de trabajo de campo, Aura llevó a cabo una investigación de carácter contextual. “Como una de las finalidades era que en la imagen de los empaques se viera plasmada parte de la identidad cultural del producto, indagué sobre el trasfondo que hay detrás de su elaboración, así como sobre su entorno económico y social”, puntualiza la tesista.

Después se empezó un proceso de codiseño de las piezas en el que los propios apicultores hicieron algunos bocetos que permitieran establecer la manera como ellos imaginaban los empaques y las tapas.

“Un vez llegamos al proceso de prototipado, en el que damos forma y dimensiones a esas primeras ideas, decidimos usar vidrio porque es el material por excelencia para envasar, y diseñamos unos empaques secundarios en cartón en los que procuramos hacer énfasis en la dimensión comunicativa”, prosigue Aura.

La diseñadora decidió agrupar los diferentes productos con la marca “San Mateo, productos apícolas”, que llevan los logos de la U.N. y Colciencias, patrocinadores del proyecto.

Finalmente se realizó una fase de triangulación y comprobación del producto, en la que se determinaron los consumidores potenciales.

Aunque se estima que en Colombia existen cerca de 115.000 colmenas productivas, se calcula que el potencial puede ser de un millón de panales en todo el territorio nacional.

Los diseños elaborados para la marca “San Mateo” serán presentados en el IV Encuentro Latinoamericano de Food Design que se celebra en Ensenada, Baja California, México, entre el 19 y 22 de octubre.

 

Artículos Destacados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

FundacionAcpo

spot_img

POSTS RECIENTES

spot_img