Lecheros franceses lanzan su propia marca

0
1519

vlcsnap-2016-08-31-17h16m51s125-1024x576

Cansados de depender de multinacionales como intermediarios, lecheros franceses decidieron comercializar ellos mismos sus productos en mercados locales.

Comprar leche local se ha convertido en una misión casi imposible para el consumidor francés. Los agricultores franceses aceptaron el reto de entrar directamente en los mercados. En el oeste de Francia, una nueva marca de leche se tomó las estanterías de las tiendas. Se llama ‘En direct des éleveurs’, que significa ‘Directamente de los granjeros’.

La nueva marca de leche que se vende al por menor es una iniciativa que reúne a 30 agricultores franceses. Ellos quisieron enfrentarse a la industrialización intensiva del mercado de los productos lácteos, que los tenía asfixiados. Los lácteos sufrieron una caída en los precios y además se les redujeron las subvenciones a las que tenían acceso. Este año, los productores de leche ganan en promedio 27 centavos de dólar por litro, cuando para vivir de su profesión necesitan un promedio por litro de 35.

Ante esta situación es que los agricultores deciden crear su propia marca. El colectivo, de las regiones del Loire y Poitou-Charentes, quiere cambiar las formas de producción para la venta al por menor. Ofrece una leche de alta calidad, de producción local, a un precio justo y, como su nombre lo dice, directamente de sus productores.

La leche viene de nueve granjas lecheras en búsqueda de reducir al mínimo los intermediarios entre el productor y el consumidor. Para mostrar aún más su independencia de la industria, abrieron su propia tienda de lácteos en la ciudad de Remouillé. Lograron financiamiento participativo por internet, con un esfuerzo de tipo crowdfunding. Así recaudaron un millón de euros para montar la tienda y contratar a siete empleados.

“¡Producir, procesar y vender a nosotros mismos!”, es el eslogan de los productores. La leche es libre de organismos genéticamente modificados y no hay intermediarios en la venta, lo cual reduce mucho su precio final. Además, muestra orgullosamente la región donde se produce, validando el trabajo agrícola.

En pocas semanas, casi todos los puntos de venta están fuera de stock. Una muy buena noticia para los productores. Y es sobre todo gracias a la trazabilidad de que el producto es tan exitoso. Los consumidores pueden conocer el origen del producto que compran en los supermercados y beneficiarse de la calidad de la leche, cuyas condiciones de producción están destinados a ser amigables con el medio ambiente y asegurar el bienestar animal. Otro punto positivo es que la tradicional caja de cartón se sustituye con una bolsa sellada 100% reciclable.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here