La historia del “oro dulce” del Catatumbo

A Teorama, Norte de Santander llegó en los 60´s la semilla de piña como una promesa de crecimiento, y pese a que inicialmente no se adaptó a la temperatura los campesinos se ingeniaron la forma de mantenerla. Hoy se posiciona como uno de los municipios líder en su producción.

0
651
Foto por: Min. Agricultura - https://cutt.ly/AUARa19

Del norte del Catatumbo nace el oro más dulce de estas tierras, se trata de la piña, una fruta tropical de origen brasileño que precisa una temperatura de  25 a 32 grados centígrados. En Teorama, municipio de Norte de Santander, es muy interesante ver cómo los campesinos lograron posicionar el cultivo de este fruto pese a que no cuenta con dichas temperaturas.

Se dice que las primeras semillas de piña llegaron a Teorama en el año 1967, traídas por el agricultor Aurelio Coronel, oriundo del territorio, específicamente de la vereda El Farache. Quien decidió hacer los primeros ensayos para identificar especificaciones del suelo en cuanto a nutrientes y abono.

Sin embargo los resultados no fueron positivos, teniendo en cuenta que este cultivo requería de unas temperaturas más elevadas, así mismo, se pudo descifrar que existían variedad de cultivos, y este personaje solo había probado con la especie más dulce, la hoy conocida como oro miel. 

Le puede interesar: La piña colombiana se abre paso en mercados canadienses

“Los teoramenses nunca nos damos por vencidos, por eso los señores Ramon Bonet y José Trinidad Ortíz, campesinos de estas tierras productoras, fueron los siguientes en intentar sembrar este delicioso fruto, fue así como con la ayuda del señor Trino Rangel lograron traer a Teorama la muy conocida en estas tierras piña Perolera” menciona el historiador Alveiro Ramírez. 

Tuvieron que pasar 5 años para que el cultivo fuese económicamente viable y sustentable, luego de este tiempo se pudo descifrar lo requerido para que Teorama se estableciera como líder productor.

“Los nutrientes que requiere este cultivo son variados, sin embargo, ya hoy sabemos que se necesita preparar la tierra con: 68 kg N, 24 kg P2O5, 174 kg K2O, 27 kg CaO y 16 kg MgO, estos son porcentajes por hectáreas” asegura el ingeniero agrónomo José Joharly Franco. 

Es así como la piña se quedó en el territorio y se convirtió en un producto representativo económica y culturalmente. Gracias a este aporte agrícola, hoy día se generan productos derivados como dulces surtidos, torta, chicha, vino, mermelada, panderos, cocadas, croquetas, guarapo, entre muchas otras. 

Por: Jackelin Arroyo Rincón. Facilitadora educativa del proyecto Alfabetización digital para la gestión comunitaria/COSUDE.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here