Comunidades afro del Cauca ven los frutos de la restitución de tierras

212 familias que integran el Consejo Comunitario la Nueva Esperanza de Patía, Cauca, recuperarán territorios ancestrales que les fueron arrebatados en el marco de la guerra. Un total de 10.727 hectáreas les serán devueltas para que puedan sanar las heridas del conflicto y mejorar la calidad de vida a través de sus tradiciones.

0
341
Foto por: Unidad de Restitución de Tierras

El municipio de Patía ubicado al sur del departamento del Cauca, es un territorio donde las comunidades han resistido por más de 40 años al flagelo de la guerra causada por la presencia de grupos al margen de la ley, que se disputaban terrenos para la producción de cultivos de uso ilícito y la minería ilegal enfocada en la explotación de carbón y oro. 

Una de las consecuencias más evidentes fue el desplazamiento forzado que despojó a cientos de familias de sus viviendas, por lo que la labor de la Unidad de Restitución de Tierras en la recopilación de información en torno a los impactos del conflicto en el municipio ha sido fundamental.

A inicios del mes de septiembre el Juzgado Primero del Circuito Especializado en Restitución de Tierras de Popayán, reconoció la vulneración de derechos ancestrales de estas comunidades afrodescendientes y dio sentencia para la restitución de 10.727 hectáreas a 212 familias integrantes del Consejo Comunitario la Nueva Esperanza. 

Le puede interesar: Restitución de tierras, una deuda aún pendiente en el campo colombiano

“Esta sentencia es un verdadero éxito para nuestra comunidad porque nos pone en el escenario público para lograr la reparación que tanto hemos esperado y así avanzar en la tan anhelada paz que todos queremos para nuestro territorio, municipio y país” manifestó Seferino Gómez, líder del Consejo.

Dicho dictamen que beneficia a 7 veredas del corregimiento El Hoyo, imparte órdenes a los ministerios de Defensa, Minas, Agricultura y Ambiente, así como a las agencias de Tierras, Minera e Hidrocarburos y las unidades de Víctimas y Restitución de Tierras, para acompañar y velar el cumplimiento en la entrega de los terrenos.

Este avance hacia la construcción de paz busca que las comunidades afectadas puedan recuperar y promover sus tradiciones, restablecer su gobierno propio, y  trabajar en el proceso productivo de sus tierras para garantizar la seguridad alimentaria y generar ingresos sostenibles que les permitan mejorar su calidad de vida.

 

Por: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here