Impactar vidas para la transformación social, la valiosa labor de ACPO

ACPO ha impactado cientos de vidas, formando líderes comunitarios que hoy velan por el bienestar y la protección de sus comunidades y territorios. Rudecindo Dulande es un ejemplo de ello, pues su vinculación a Escuelas Radiofónicas le permitió convertirse en abanderado del municipio del Tambo, promoviendo transformaciones significativas para la población.

0
360
Foto por: Banco de la República - https://cutt.ly/7WqyAGH

Desde su creación en 1947, la Fundación Acción Cultural Popular – ACPO le ha apostado a la educación como pilar fundamental del desarrollo integral del campesinado colombiano, esto a través de la formación de líderes que sean capaces de apropiarse de sus realidades y necesidades para generar transformaciones de alto impacto para la dignificación las comunidades, el acceso a la tierra, el reconocimiento de sus derechos humanos y el crecimiento de su territorio. 

En el ejercicio de esta valiosa labor que ha llegado a las zonas más apartadas y vulnerables del país, ACPO ha impactado la vida de cientos campesinos y campesinas que también han creído en su visión, y han crecido personal y profesionalmente para luchar por el bienestar de sus entornos y colectividades. 

Le puede interesar: Así es como ACPO construye paz territorial en la Colombia rural

Tal es el caso de Rudecindo Dulande, oriundo del municipio del Tambo, Cauca, pues desde muy temprana edad tuvo vocación de liderazgo e interés por el cambio social. Cuando conoció la propuesta educativa de Radio Sutatenza en 1985, no dudó en postularse para apoyar los procesos de alfabetización de su región y a los 15 años se vinculó a las Escuelas Radiofónicas con el cargo de auxiliar inmediato, en el cual orientaba los procesos de formación de un grupo de 8 campesinas y campesinos. 

“Recuerdo que mi papá me facilitó una piezita para implementar las clases; en ese entonces los materiales que nos proporcionaban eran un tablero, un barniz, tizas de colores, una radiola y un disco estudio donde estaban grabadas todas las clases que abarcan temas como la salud, los números y la religión. Yo recibía las orientaciones en las mañanas, todos los días a las 5:00 a.m. encendía la radio para escuchar las temáticas del día y así poder replicar ese conocimiento a mi grupo de estudiantes”, explica Rudecindo conmovido al evocar sus inicios en ACPO. 

A partir de aquí, este campesino caucano emprendió un camino de liderazgo con el firme propósito de compartir sus conocimientos y promover el cambio social a partir del empoderamiento. “ACPO impactó muchísimo mi vida, haber empezado a formarme como líder me permitió crecer, yo nunca pensé llegar tan lejos, vengo de un colegio agropecuario y pensaba solo en producir, pero nunca me imaginé lograr lo que he logrado, gracias a esta formación soy lo que soy ahora”.

Conforme con Rudecindo, la labor de ACPO no sólo contribuyó a su crecimiento profesional, si no también el fortalecimiento de sus capacidades humanas, de sentir y ponerse en los zapatos de las comunidades, que acompañado de los valores que le fueron inculcados por su familia campesina lo han convertido cada día en una mejor persona. 

Actualmente, este líder se desempeña como coordinador de desarrollo comunitario de la Alcaldía Municipal del Tambo, con el cual ha impulsado varios proyectos como el mejoramiento de vías, la implementación de acueductos y estrategias productivas para los hogares campesinos. “Siempre pienso en las necesidades de la comunidad, tenemos que ser solidarios, apoyarnos, y luchar por lo que nos pertenece por derecho, y para ello necesitamos líderes empáticos y que nos representen realmente”, aseguró Rudecindo.




Por: Ivania Alejandra Aroca Gaona. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here