Carta del campo: Formación integral de piscicultura para jóvenes rurales

La Asociación de Acuicultores del Caquetá programa una serie de prácticas para fortalecer el proceso formativo de 300 jóvenes del proyecto Pescado para el Desarrollo. Con el propósito de que las nuevas generaciones campesinas le apuesten a la pesca sostenible como emprendimiento para mejorar su calidad de vida.

0
203
Foto por: Sandra Liliana Riaño

Ocho Instituciones educativas del departamento de Caquetá son beneficiarias del proyecto Pescado para el Desarrollo, el cual es financiado por Caritas Noruega y ejecutado por el Secretariado Nacional de Pastoral Social, el Servicio Nacional de aprendizaje – SENA, la Asociación de Acuicultores del Caquetá – ACUICA y Acción Cultural Popular – ACPO.

Cada una de estas entidades juega un papel muy importante en el desarrollo del proyecto, el cual busca que jóvenes entre los 14 y  18 años de zonas rurales puedan ver en la pesca responsable una alternativa de emprendimiento que les ayude a mejorar su calidad de vida.

Pensando en este objetivo, los 300 jóvenes beneficiarios reciben formación en el crecimiento humano, fortaleciendo habilidades en liderazgo, emprendimiento y comunicación; igualmente, reciben formación técnica y práctica en el área de la piscicultura. Por tal motivo, ACUICA viene desarrollando una serie de prácticas por medio de tres módulos las cuales abarcan las tres fases del cultivo.

La primera fase se encarga del  establecimiento de estanques para la producción acuícola, donde hasta el momento se adecúan los estanques de la siembra de alevinos, adicionalmente se  realizan mejoras o mantenimiento para iniciar ciclos de cultivo y desinfección. 

La segunda fase abarca el sostenimiento de la piscicultura, sección que comprende la alimentación y el control de crecimiento de los peces, durante este momento se le enseña a los jóvenes a realizar la pesca y el muestreo para el control de crecimiento  y estimación de la eficiencia del cultivo. En cuanto a la tercera fase, se centra en la cosecha y poscosecha, además se observan distintas alternativas de cultivo con productores de las regiones. 

Estas actividades complementan los conocimientos adquiridos con la formación del SENA ya que es importante que lo visto no solo se quede plasmado en una hoja, sino que se lleve a la vida real, donde los  estudiantes pueden estar inmersos en cada uno de los procesos que conlleva la piscicultura.

Cabe resaltar que, simultáneamente la formación impartida por ACPO con su programa insignia de Escuelas Digitales Campesinas – EDC, es una oportunidad valiosa para que los jóvenes también fortalezcan el trabajo en equipo, la resolución de problemas y  desarrollen su proyecto de vida. Así, Pescado para el Desarrollo es un proyecto que le apunta a la formación integral para el desarrollo del campo colombiano. 

 

 

Por: Sandra Liliana Riaño García. Facilitadora educativa del proyecto Pescado para el Desarrollo. 

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here