Colegio huilense crea álbum para identificar la biodiversidad de la región

En la Institución Educativa Eugenio Ferro Falla, del municipio de Campoalegre, un grupo de jóvenes comprometidos con el medio ambiente, desarrolló la investigación y apuesta creativa que dio como resultado dos plataformas para el reconocimiento de 30 especies arbóreas y 25 especies de aves.

0
309
Foto por: CAM

Un álbum virtual taxonómico con la avifauna que se puede observar en la Institución, así como placas de estratificación arbórea con con los nombres y características que identifican cada especie de flora que se encuentra en el plantel, son algunos de los resultados del Proyecto Ambiental Escolar – PRAE adelantado por los niños, niñas y jóvenes de la Institución Educativa Eugenio Ferro Falla del municipio de Campoalegre, Huila. 

En total se registraron 30 especies arbóreas y 25 especies de aves, en el marco del trabajo realizado por la comunidad educativa con el propósito de generar aprendizajes en torno a la naturaleza. Este proceso contó con el acompañamiento de la Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena – CAM y demás entidades que trabajan en pro de la protección de los recursos naturales del departamento.

Esto se hace posible gracias al proyecto Sendero Camino Verde, que tiene como principio crear en los estudiantes un sentido de pertenencia por lo que les rodea y así promover el cuidado ambiental. Todo, a través de un sendero donde los estudiantes investigan sobre la fauna y flora de la región, mientras ponen en práctica lo que estudian en sus aulas.

La docente Paola Guerrero orienta esta investigación que, según afirma, nació en el año 2012 con la gestión de la profesora Cecilia Narváez, quien quería hacer un sendero en la institución, restaurando las zonas con más acumulación de desechos, convirtiéndose ahora en el pulmón de la localidad debido al microclima con el que ahora cuentan.

Guerrero contó que a partir del desarrollo ecológico del sendero, actualmente cuentan con diferentes ecosistemas, entre ellos un bosque de árboles de cacao y de plátano. En esta iniciativa participan 1.000 estudiantes en un área de cinco hectáreas. 

“Empecé con el PRAE en el grado séptimo en el sendero donde nos enseñaron cómo plantar, cómo compostar, quitar maleza, crear caminos, todo esto de manera vivencial, admirando los ecosistemas que nos rodean y generándonos la conciencia del cuidado de los recursos naturales”, relató Keila Sánchez, estudiante del grado once.

Este proyecto ha sido premiado por la CAM en diferentes convocatorias adquiriendo ayudas, equipos y herramientas para seguir abriendo el camino del sendero, así como un panel solar, un acumulador y un inversor que actualmente se utiliza para el riego de la zona verde, siendo la automatización la solución para que no se sequen los prados ni las especies frutales y maderables cuando los estudiantes no se encuentran en clases.

Por: Corporación Autónoma Regional del Alto Magdalena – CAM.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here