sábado, julio 13, 2024
InicioDESTACADOSClamor por los indígenas

Clamor por los indígenas

Chocó

Los indígenas Embera del Chocó son los habitantes más antiguos del departamento con más de 300 años en estas tierras. Se pretende invisibilizar su dura realidad, donde los amenaza el desplazamiento y la falta de cobertura de salud

Los Embera culturalmente le dicen al negro “libre”. Se conocen dos versiones sobre porqué usan específicamente este vocablo. La primera cuenta que los indígenas, al ver al negro hacer lo que quiere, donde quiera y con quien quiera deciden llamarlo libre. En los cabildos indígenas tienen unas normas muy estrictas de gobernanza y ellos no pueden hacer nada sin su debida autorización, por esto les llamaba la atención la autonomía, probablemente pensando: “sería bueno compartir la experiencia, ¿verdad?”

Otra versión cuenta que algunos de los ancestros hablaban de una leyenda de liberación. Ellos vieron a los negros encadenados y doblegados, romper sus cadenas y quedar libres. Decían que llegaron para apropiarse de gran parte del territorio indígena.

A pesar de la rica historia que los pueblos indígenas, que se muestra tanto en esta anécdota de cómo nombraron a los negros, hoy viven en la miseria. Pareciera que nuestro pueblo cree que los indígenas colombianos son un pedazo más de la selva, como un venado o un tigrillo. Seres a los que no importa si se los comen o los cazan.

Es muy triste ver a nuestros indígenas tirados a los lados de la vía Quibdó-Pereira como un animalito recién capturado: con la cabeza baja y su mirada extraviada en los recuerdos de su casa. Añoran su selva, de donde los extrajeron de manera violenta. Sus huellas son lo único que cargan cada día.

Como todo en la selva se desvanecen con el primer asomo de lluvia, de esa lluvia que ellos aman y que no cambiarían por todo el oro del mundo. Ellos quedan con solo tres semillas de maíz, con la seguridad de que si no los persiguiesen regresarían a su terruño en paz.

¿Qué pensará el Gobierno de esto? Cada día son más las noticias de indígenas desplazados en Chocó y La Guajira. Peor aún, aumenta el número niños indígenas muertos por falta de alimentación. Todo porque un grupo armado o un político corrupto los sacó de su tierra o se llevó sus recursos.

La comunidad Embera solo espera que, si hay paz algún día en este país, los regresen a sus tierras con todo lo que les quitaron. Eso incluye a sus ríos, que también con permisos del Gobierno los llenaron de mercurio. Hoy los indígenas no saben que es peor, si tomar agua del río contaminado o agua de un pozo al lado de la carretera.  Todos los colombianos somos responsables de los indígenas y debemos sentar una voz de protesta por su rescate inmediato.

Artículo anterior
Artículo siguiente
Artículos Destacados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

FundacionAcpo

spot_img

POSTS RECIENTES

spot_img