Carta del campo: Una psicóloga comprometida con la paz campesina

En la Zona de Reserva Campesina El Pato - Balsillas, Caquetá, se desarrollan diversos procesos que buscan la reconstrucción del tejido social. Karime Viña, quien trabaja con la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, es una lideresa que invita a las firmantes del Acuerdo de Paz a la superación y empoderamiento femenino.

0
385
Foto por: Anyela Cardozo

Karime Viña es  una psicóloga con especialización en desarrollo social, comprometida con el Acuerdo de Paz  firmado entre el Gobierno y las antiguas FARC – EP. Hizo su sueño realidad de trabajar en el territorio con las y los firmantes de la paz. 

Hace cuatro años llegó al municipio de San Vicente del Caguán, en el departamento del Caquetá, vive en la vereda  Miravalle, donde trabaja de la mano con hombres y mujeres de la población reincorporada que se encuentra comprometida con el tránsito a la vida civil. 

Ella, desde el territorio, entiende las motivaciones, intereses, necesidades, capacidades y los sueños de seres humanos que dejaron las armas para emprender el camino de la paz y tener la posibilidad de acceder a la salud, la educación y al  trabajo mancomunado aportando al desarrollo local del territorio. Para Karime, Miravalle es un ejemplo de paz, de reconciliación, de convivencia y de resignificación de las relaciones entre la fuerza pública y la comunidad. 

Trabaja con la Agencia para la Reincorporación y la Normalización – ARN desde el año 2016, llegó al Caquetá en el año 2017  articulando acciones con las entidades de orden territorial para acercar la oferta social a la población reincorporada. Contar con ella ha sido muy importante porque con el acompañamiento ha logrado ver el proceso de transformación a nivel personal y familiar, en relación con el acceso a la oferta educativa.

Y su apoyo  a la asistencia técnica del proyecto productivo de Granja Integral y haciendo las recomendaciones del caso para fortalecer el proceso de comercialización  de los productos  previstos. Contar con ella es tener la posibilidad de poner en el escenario su carisma, su experiencia y su empatía al servicio de la paz y de la transformación social del país. 

Su compromiso y dedicación le han permitido hacer un acompañamiento integral de   la mano con el proyecto Mujer Mestiza, Indígena y Afrodescendiente – MIA implementado por la  la fundación Acción Cultural Popular – ACPO en aras de potenciar liderazgos de mujeres reincorporadas y de la comunidad rural.

El proyecto MIA ha sido un eje fundamental para el proceso formativo, es  de resaltar la forma que tiene para enseñar y explicar los temas de educación técnica y superior. Karime es una mujer con mucho conocimiento, fortaleza y liderazgo es admirable la capacidad de concertación, gestión y trabajo en equipo, ha estado en todo el acompañamiento a la formación de la plataforma de Escuelas Digitales Campesinas – EDC y en la formación en los talleres de comunicación.   

Ella reitera que las acciones que se han venido dando con la Unión Europea y el  Fondo Europeo para la Paz, La fundación ACPO y la Diócesis de San Vicente del Caguán, han sido un motor fundamental para seguir trabajando por la paz en el territorio y dejar la capacidad instalada que de cuenta del desarrollo social y sostenible de la Zona de Reserva Campesina de El Pato – Balsillas. 

Son precisamente este tipo de liderazgos  y alianzas los que el proyecto busca, pues son importantes aquellas relaciones que ayudan a que haya éxito en un proceso, a través de personas comprometidas y con vocación por el bienestar de las comunidades rurales. 

 

Por: Anyela Patricia Cardozo. Facilitadora educativa del proyecto MIA.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.




 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here