Carta del campo: Apoyo de rectores fundamental para proyectos formativos

En el marco del proyecto Pescado para el Desarrollo, los procesos formativos cuyo éxito se evidencia en el progreso de las y los estudiantes que participan, se debe en cierta parte al acompañamiento del cuerpo docente. En el caso de los rectores, son quienes posibilitan espacios y actividades para los jóvenes de la región.

0
250
Foto por: Sandra Liliana Riaño

Pescado para el Desarrollo es un proyecto financiado por Caritas Noruega por medio de Caritas Colombia y Pastoral Social, en el cual intervienen para el desarrollo de actividades entidades como Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA), La Asociación de Acuicultores del Caquetá (ACUICA) y Acción cultural Popular (ACPO). 

Este magnífico proyecto se desarrolla con jóvenes de grados 9°, 10° y 11° de ocho instituciones educativas rurales del departamento del Caquetá, donde los estudiantes participan en diversas capacitaciones orientadas al manejo de peces y pesca responsable, así mismo reciben formación humana y de emprendimiento con el fin brindarles herramientas para mejorar su estilo de vida logrando impulsar la economía de la región.

El señor Apolinar Fernández Uribe es actualmente el rector de la Institución Educativa San Luis ubicada en el municipio de Belén de los Andaquíes. Viene desempeñando cargos directivos desde el 30 de marzo del 2000, sin embargo, se vinculó al sector educación a partir del 29 de enero de 2009. En varias visitas al territorio el señor Apolinar nos ha hecho  saber lo importante que es para él poder contar con estos beneficios.

 “Este tipo de proyectos son un gran logro, al poder conseguir esta ayuda tan importante  para sacar adelante proyectos con los educandos y lograr un mayor desarrollo en los proyectos pedagógico productivos. El proyecto impacta positivamente no sólo en los estudiantes sino en la comunidad y en la región, mi compromiso para el desarrollo del proyecto es completo, además contamos con la ayuda de los docentes quienes se preocuparon en ayudar a cumplir con los requisitos necesarios para poder tener este grandioso apoyo.”

No es un secreto que la población campesina en nuestro país, no cuenta con herramientas suficientes para desarrollar actividades que permitan mejorar su calidad de vida, en la gran mayoría las vías de acceso se encuentran en mal estado, el servicio de educación es de baja calidad, debido a los escasos recursos económicos, sus derechos han sido vulnerados en gran parte por los conflictos armados.

Por tal motivo proyectos como Pescado para el Desarrollo permiten dar una luz de esperanza a jóvenes que desean salir adelante, que desean brindar a su familia una mejor calidad de vida, y  que añoran que su región crezca.

Cabe resaltar  el compromiso y la colaboración para el desarrollo del proyecto  que se observa en todos los rectores de las Instituciones que participan en esta gran oportunidad, con el fin de brindarle a los jóvenes campesinos nuevas alternativas para progresar, aprovechando adecuadamente las riquezas naturales con las que cuenta el Caquetá.

Por: Sandra Liliana Riaño García. Facilitadora educativa del proyecto Pescado para el Desarrollo. 

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 



Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here