Carbono orgánico en función del forraje para una ganadería sostenible

En el marco del conversatorio Praderas de Buena Calidad: Cómo ser más Sostenibles en Ganadería, se hizo un llamado a este sector del país para apostarle al cuidado de los suelos. Proponiendo el uso de materiales orgánicos y acciones para mitigar los efectos del cambio climático.

0
286
Foto por: CIAT - https://cutt.ly/4bjPFRj

El jueves 29 de abril del presente año, se llevó a cabo la conferencia virtual “Praderas de Buena Calidad: Cómo ser más Sostenibles en Ganadería”, organizado por Expo Agrofuturo. En el marco de los retos que tiene el sector ganadero para producir carne y leche de formas más sostenibles y amigables con el medio ambiente. 

Este espacio tuvo como objetivo principal, exponer cómo se puede potenciar el sistema de producción ganadera mediante la incorporación de carbono orgánico en función del forraje, promoviendo prácticas que no degraden los suelos. Para su desarrollo contó con la participación de Octavio González, ingeniero agrónomo y experto en geomorfología y suelos, quien fue el expositor del evento. 

Le puede interesar: Así se busca impulsar una ganadería ambientalmente sostenible en Latinoamérica

“La idea es mantener la productividad a través del tiempo. No ser productivos hoy y mañana menos productivos a expensas del agotamiento de los recursos, sino que se trata de mantener la oferta productiva de los recursos, del recurso suelo particularmente”, aseguró González. 

La ponencia giró en torno a tres ejes fundamentales: primero, el panorama del sector ganadero en relación con la crisis del cambio climático; segundo, la importancia de garantizar la calidad de los suelos para producir forraje; y tercero, la implementación del carbono orgánico en las praderas y sistemas fertilizantes adecuados para garantizar la sostenibilidad. 

Durante su intervención, el ingeniero destacó que la ganadería está expuesta a la intemperie, lo que significa que los animales se ven directamente  afectados por la crisis climática. Específicamente la variabilidad de climas y los suelos degradados que no permiten tener praderas de calidad para alimentar a los bovinos. 

“El sector ganadero es uno de los más damnificados por el cambio climático. Entre 2009 y 2014 el número de animales muertos es alrededor de 34.000 mil, el número de animales desplazados alrededor 4.800.000 millones y  el número de hectáreas afectadas alrededor de 13 millones, estas condiciones vienen poniendo en riesgo las actividades ganaderas”, explicó.

Por otro lado, se destacó la necesidad de cuidar el suelo que se utiliza en la ganadería para mejorar la productividad, reconociendo la importancia de la materia orgánica como proceso de nutrición vegetal. Pues los suelos tropicales de Colombia tienen un proceso de degradación lenta, pero al ser explotados con fertilizantes químicos, este ciclo se acelera y la tierra pierde con más rapidez su capacidad de regenerarse y de producir nutrientes como el fósforo o calcio. 

Se debe acondicionar el suelo para evitar las pérdidas, en la medida que hayan más sistemas de producción artificiales, el impacto y deterioro será mayor. En ese sentido, González propone que mejorar el forraje, es decir el cultivo del pasto o praderas que sirven de alimento para los bovinos, a través de la implementación de carbono orgánico y de fertilizantes más naturales que contribuyan a la regeneración del suelo. 

“El carbono orgánico mejora los nutrientes del suelo, permite que tengamos raíces, mayor oxígeno y equilibrio de agua en la tierra, esto se traduce a un forraje de mayor calidad, una mejor alimentación del ganado bovino y por consiguiente una mayor productividad de la leche y la carne”, afirmó González. 




Por: Ivania Alejandra Aroca Gaona – Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

 

 







Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here