Campesinos de La Serranía del Perijá, cogobernantes del territorio

Las y los campesinos de la Serranía del Perijá, Cesar, se reconocen como actores indispensables para el ordenamiento territorial. A partir de sus propias dinámicas culturales, económicas y sociales han implementado estrategias con las que buscan la construcción de paz mediante el cuidado de la tierra y el fortalecimiento comunitario.

0
314
Foto por: Unimedios - https://n9.cl/u9jq

La Serranía del Perijá se encuentra ubicada en el municipio Agustín Codazzi, del departamento del Cesar, es uno de los límites importantes de la frontera con Venezuela. Cuenta una población aproximada de 1.041.203 habitantes según datos de la Gobernación del Cesar, la mayoría de las personas que viven en este territorio son campesinos e indígenas. 

Debido a su ubicación geográfica esta zona ha estado en medio del conflicto armado, pues diferentes grupos al margen de la ley se disputan la toma del territorio, ya que es uno de los puntos donde el suelo facilita actividades como la minería ilegal y la producción de cultivos ilícitos.

A pesar de esto, desde hace 5 años la comunidad de la Serranía del Perijá se ha empoderado y reconocido como actores políticos activos, que pueden cogobernar su territorio, apostando a la transformación del municipio para crear un ambiente de paz en el que puedan fortalecer el tejido social.

Le puede interesar : Herramientas que construyen paz en territorio víctima del conflicto armado

Así lo evidenció el estudio de Brayan Andrés López, magíster en Estudios Políticos de la Universidad Nacional de Colombia (UNAL) Sede Bogotá, en el cual se reconoce el carácter político y jurídico de los campesinos en este aspecto. “Se resalta por ejemplo, la capacidad de los campesinos de prescindir de la dominación de actores armados tanto legales como ilegales. Las Juntas de Acción Comunal (JAC) han jugado un papel fundamental para ejercer jurisdiccionalidad en el territorio”, aseguró.

Siguiendo sus propias dinámicas sociales, culturales y económicas la comunidad ha implementado planes de ordenamiento territorial, que reconocen la importancia de la preservación de la tierra y que sus usos van más allá de la explotación productiva para generar ganancias monetarias. 

“En el ámbito rural, se entiende que el campesinado ha sido un actor que ha ejercido múltiples luchas por el reconocimiento a la hora de defender sus usos y costumbres sobre el territorio”, señala el politólogo López.

Desde el año 2020, estos valientes cogobernantes vienen trabajando en sus propios proyectos de ecoturismo, con el acompañamiento de los Programas de Desarrollo y Paz, como parte de un objetivo que permita borrar las huellas del conflicto, para que el territorio renazca.

Construyendo un futuro mejor basado en la paz, luchando por la conservación de sus bosques mediante la agricultura sostenible e implementando formas alternativas de usar la tierra. Así mismo, promoviendo el municipio como un destino turístico ideal para conectarse con la naturaleza, que se reconoce por su biodiversidad y no por su pasado.

Por: Ivania Alejandra Aroca Gaona – Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here