Así fue el foro sobre la identidad campesina de Colombia

Este espacio académico confirmó la difícil situación que enfrenta el campesinado en el país, pues los últimos gobiernos han promovido el desconocimiento de su importante rol y han impulsado proyectos que vulneran sus derechos.

0
202
Foto por: James Fabian Díaz

El miércoles 24 de agosto del presente año, se desarrolló el evento virtual “Identidad del campesinado colombiano en la actualidad”,  organizado por el Banco de la República de Colombia y el Centro Cultural de Tunja. Este espacio tuvo como objetivo, dar a conocer los cambios en la vida campesina y la lucha de las mujeres en las zonas rurales.

En primer lugar, María Saade Granados, doctora en geografía, se refirió a la identidad del campesinado explicando la relación directa y especial que históricamente han mantenido con la tierra y la naturaleza, a través de la producción de alimentos u otros productos agrícolas. 

Al mismo tiempo, habló sobre los problemas que hoy atraviesan ante la necesidad de adaptarse a la configuración de sistemas modernos como modelos económicos, políticas públicas, sistemas de salud, entre otros aspectos que ocasionan una ruptura en sus dinámicas tradicionales y formas de ver la vida.

Estos cambios están provocando la consolidación de movimientos sociales en todo el país, que buscan manifestar su inconformismo por la gestión política de los últimos gobiernos. 

Cabe resaltar que, el movimiento campesino colombiano nació a comienzos del siglo 20 con la intención de recuperar el papel del campesinado como sujeto productivo y no solo como la fuerza de trabajo de los grandes terratenientes.

Le puede interesar: Garantizar alimentos para todos, la incansable labor de los campesinos

“Uno de los grandes retos hoy, es el ordenamiento político que busque ratificar el vínculo del campesinado en temas centrales con relación a la naturaleza y manejo de tierras”, así lo explica Maite Yie Garzón, doctora en ciencias sociales de la Universidad Estadual de Campinas en Brasil.

La mujer como símbolo de poder campesino

En segundo lugar, se resaltó el rol de la mujer campesina, “la cual desempeña un papel importante en la economía rural trabajando como agricultora y asumiendo las responsabilidades del bienestar para los miembros de la familia, incluido el suministro de alimentos y el cuidado de niños”, dice María Fernanda Sañudo Pazos, doctora de perspectiva de género en las ciencias sociales.

Se tiene que considerar que, las mujeres campesinas antes eran opacadas por las figuras masculinas en función de representación ante los gobiernos y no tenían derecho a tomar decisiones, en la actualidad, logran una participación más activa en escenarios políticos, siendo incluidas en temas de desigualdad social, cambio climático y otros ámbitos relevantes.

Este proceso de cambio que tuvo inició en el año 1984, cuando se formuló la primera política nacional de la mujer campesina por el Consejo Nacional de Política Económica y Social, plasmada en el documento CONPES 2109. Documento que establece modificar las condiciones desventajosas de participación de la mujer en el desarrollo agrario, facilitando el acceso a la tierra, crédito, asistencia técnica, capacitación y organización.

Teniendo en cuenta el contexto histórico de la mujer, la discusión final se dio alrededor de los retos y compromisos que las campesinas desempeñan en el modelo de desarrollo de las zonas rurales donde tienen diferentes representaciones.

Por: Alejandro Vargas Ramos. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here