Apoyo a sueños de la juventud rural, constante labor de ACPO

“Toda mi vida he querido tener mi propia empresa y estoy muy agradecida con Dios y con el proyecto Pescado para el Desarrollo, que han permitido que uno de mis sueños se haga realidad” afirmó Karen Yulieth Montilla, una joven rural de La Montañita, Caquetá.

0
294
Foto: Karen Yulieth Montilla

Karen Julieth Montilla, es una joven de 18 años egresada de la institución Sabio Caldas del municipio La Montañita, Caquetá, y actualmente estudiante de pregrado en la Universidad Nacional Abierta y a Distancia – UNAD, con el programa de Economía.  Esta joven que vive con sus padres y hermanos   en la zona rural del municipio de Florencia, se encuentra estudiando actualmente con las Escuelas Digitales Campesinas – EDC de ACPO, en el marco del proyecto Pescado para el desarrollo.

Karen presentó su proyecto ante el Fondo Emprender del SENA. El proyecto tiene como fin crear la empresa Piscícola Caquetá S.A.S” en la Inspección de Santuario, vereda Las Margaritas, dedicada a la producción y comercialización de cachama blanca eviscerada. Con el componente innovador de alimentación alternativa con lombriz californiana,  frutas y vegetales que  estén en cosecha en la región.

Además, su idea productiva plantea un sistema de aireación que permite tener mayor cantidad de peces en menor espacio, es decir permite mayor densidad de siembra, reduce el tiempo de producción y manejo de la alimentación, para así tener mejor calidad en el producto.

Apoyo de ACPO en su preparación 

“El apoyo que recibí de ACPO en cuanto a la capacitación sobre la presentación del proyecto en Fondo Emprender me ayudó a estar segura de sí misma, para poder vender mi idea de emprendimiento. Durante la capacitación estuvieron cerca de mí, me brindaron confianza, me hicieron sentir en familia y así pude crear confianza, y el día que presenté mi proyecto ante el jurado me sentí cómoda y segura de lo que estaba diciendo, gracias por el acompañamiento”. Afirmó la joven rural. 

¿Escuelas Digitales Campesinas como apoyo a la formación personal? 

Según menciona Karen, mediante la formación ha aprendido y comprendido conceptos nuevos para ser una mejor persona y que refuerzan sus valores. “Quiero agradecer a ACPO por el gran acompañamiento que me brinda para así formarme como una persona que ayuda a los demás. Toda mi vida he querido tener mi propia empresa y estoy muy agradecida con Dios y con el proyecto Pescado para el Desarrollo, que han permitido que uno de mis sueños se haga realidad.

 

Por: Fanery Cabrera Ramírez. Facilitadora educativa del proyecto Pescado para el Desarrollo. 

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here