Wine Vivo’s, un vino de naranja que le apuesta a la productividad del Meta

Se trata del emprendimiento de un campesino de Lejanías, Meta que junto con su familia elaboran de forma orgánica esta bebida a base de naranja tangelo. Con el propósito de resaltar el potencial productivo de su territorio y aportar al fortalecimiento socioeconómico de la comunidad.

0
605
Foto por: Aulaviva Tropical - https://cutt.ly/3xKP3KW

José Zárate es un productor del municipio de Lejanías, Meta. Creció en el seno de una familia campesina que le enseñó a trabajar la tierra y a amar el campo, de tal forma que ha dedicado su vida a realizar proyectos para impulsar la agricultura y la visión de la comunidad sobre las posibilidades que hay en sus territorios.

Con esta filosofía de vida heredada de su padre, emprendió el proyecto “Aulaviva Tropical”, en donde se produce vino tinto de naranja tangelo, con el que busca no sólo innovar en los resultados de su trabajo en el agro, sino contribuir a que baje la cifra de jóvenes que migran de los sectores rurales en busca de oportunidades académicas y laborales. 

Le puede interesar: La Roja, una cerveza artesanal que es fruto de la paz

La iniciativa surgió de la necesidad de crear un proyecto familiar que fuera innovador, fue así como luego de tomar un curso con su familia en elaboración de vinos a base de frutas en el centro agroecológico La Cosmopolitana; se decidieron a cultivar naranjas, especialmente de la variedad tangelo.

Luego decidieron extraer el jugo a la fruta y aprovechar sus propiedades dando como resultado “Wine Vivo’s”. Según el productor, más allá de reconocerse como un licor de alta calidad, este vino destaca por ser una bebida medicinal, ya que guarda las propiedades de la fruta al ser cultivadas sin la utilización de químicos, lo que favorece al medio ambiente.

Su proceso se basa en una rigurosa selección de la fruta, que posteriormente se lava y desinfecta, para iniciar con la extracción del jugo que se utiliza para el vino cítrico. Según Zárate “si comparamos lo que nosotros hacemos con el modelo convencional de producción basado en agroquímicos, nosotros evitamos hasta 350 toneladas de dióxido de carbono por hectáreas”.

Por medio de este emprendimiento se generan 10 empleos directos y 30 indirectos, con un 60% de trabajadoras que son madres cabeza de familia. Contribuyendo al desarrollo socioeconómico del municipio y al fortalecimiento del tejido social en la comunidad. 

El emprendedor asegura que debe su éxito a que cada uno de los miembros de su familia aportó al proyecto desde sus diferentes áreas de disciplina, y cree firmemente que la formación académica es fundamental para el desarrollo del sector agropecuario. 

Es de destacar que, su idea se ha expandido y ahora cuentan con 80 productos aparte del vino cítrico, entre ellos se destaca su café. Además, han implementado el ecoturismo en su finca para que personas de todas partes conozcan su iniciativa. 

 

Por: Ivania Alejandra Aroca Gaona. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here