Un santuario para la digna jubilación de animales de campo

Namigni, es un espacio ubicado en La Calera, Cundinamarca que acoge a animales de diversas especies para que puedan vivir su vejez de manera tranquila y descansando de su labor en los campos colombianos. Este proyecto busca reducir el maltrato animal y se convierte en un ejemplo de reconocimiento a todas las formas de vida.

0
241
Foto por: Namigni - https://cutt.ly/nWlivfE

De acuerdo con el Instituto Colombiano Agropecuario – ICA, el bienestar animal se define como el estado físico y mental de un ejemplar en relación con las condiciones en las que viven y mueren. “Un animal está en buenas condiciones de bienestar si se encuentra sano, cómodo, bien alimentado, seguro, y expresa formas innatas de comportamiento. Las buenas condiciones exigen que se les prevenga de enfermedades, se les cuide”, afirma la entidad. 

Miguel Aparicio es un portugués que lleva 7 años radicado en Colombia, habita en La Calera, Cundinamarca, y junto con su esposa bogotana, Nani Ramírez, lideran un proyecto que es fruto de su amor por los animales. Según la explicación de Miguel, siempre han adoptado perros y gatos abandonados, y durante la pandemia salían a alimentarlos. Fue allí cuando se dieron cuenta que los animales de granja enfrentan grandes dificultades para tener una vida digna. 

Le puede interesar: Líder indígena es un ejemplo de protección animal en Amazonas

“Cuando íbamos de camino a alimentar a los desvalidos en pandemia, cuando todo estaba cerrado, en las veredas se veían animales amarrados en las orillas de las carreteras, sin alimento, ahí a la intemperie desprotegidos. Por ejemplo, a las terneras las dejan para que se conviertan en vacas lecheras, cuando son viejas van al matadero, pero los machos llegan allá desde bebés porque no tienen utilidad económica”, aseguró el portugués. 

Esta realidad los llevó a crear el Santuario Animal Namigni, una iniciativa que desde el 17 de junio de 2021 se consolidó oficialmente como un espacio dedicado a la jubilación de animales, para que puedan descansar de los trabajos que desarrollaron en el campo durante años. El Cual está ubicado en La Calera y busca contribuir a la eliminación del maltrato animal. 

De acuerdo con la explicación de Aparicio, reciben gran variedad de especies como aves, conejos, bovinos, cabras, ovejas, caballos, burros y cerdos, que según comenta no requieren ninguna condición especial para jubilarse y aquí tienen plena libertad de movimiento, y cuentan con atención de salud y buena alimentación hasta que mueren de forma natural. 

Actualmente, este lugar que se extiende a lo largo de 70 fanegadas de tierra es el hogar de 40 perros, 90 bovinos, 8 equinos, 30 ovejas y cabras, y 5 porcinos. La sostenibilidad de este proyecto y el bienestar de los animales depende 100% de donaciones de la sociedad civil que apoyan su causa. Por ello, Miguel detalló que la meta es implementar un proyecto de ecoturismo dentro del Santuario, que les permita  generar recursos para seguir auxiliando cada vez más especies. 

Cabe destacar que, el pasado 31 de agosto del 2021 el Santuario Animal Namigni culminó una campaña de crowdfunding en Vaki (plataforma de recaudación de fondos colombiana), con la que logró recaudar $14.159.243 millones de pesos que serán destinados a la jubilación 29 vacas y 3 terneros machos. 

Si usted desea conocer más sobre este proyecto puede consultar el siguiente enlace: Santuario Animal Namigni 

 

Por: Ivania Alejandra Aroca Gaona. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here