Son de Paz, la apuesta cultural de jóvenes en proceso de reincorporación

En la vereda Tierra Grata ubicada en Manaure, Cesar los jóvenes lideran esta escuela de formación artística con la que buscan generar espacios comunitarios de reconciliación. Son de Paz, es un proyecto creado para narrar desde la música las historias de esperanza que construyen una nueva Colombia.

0
326
Foto por: Naciones Unidas - https://cutt.ly/ImuvYs9

En la vereda Tierra Grata ubicada en Manaure, Cesar las y los jóvenes en proceso de reincorporación lideran una iniciativa con la que buscan fortalecer su comunidad. Se trata de Son de Paz, una escuela de formación artística que nació en 2019 para trabajar en la reconciliación e integración a través de la música y la cultura.

De este proyecto también hacen parte jóvenes de la comunidad y de la fundación Construyendo Sueños Hacia La Paz del corregimiento de San José de Oriente, municipio de La Paz. En el marco de su fortalecimiento la Misión de Verificación de las Naciones Unidas entregó guitarras, pianos, tamboras, gaitas, flautas y otros instrumentos musicales que fueron donados en el marco de la campaña Cantemos otra historia.

Le puede interesar: Carranga Kids, música andina para preservar la cultura campesina

Hugo Tighe, jefe adjunto de la oficina regional en Valledupar de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas destacó que “estos instrumentos que entregamos son un símbolo de paz y llegan gracias al trabajo organizado de estos jóvenes que, dejando atrás cualquier tipo de estigmatización, trabajan de manera colectiva en búsqueda de una mejor sociedad”.

Actualmente el proyecto ya cuenta con una  línea de música que permitirá que niños, niñas y adolescentes puedan acceder a clases gratuitas de música en una formación con enfoque de derechos y construcción de paz. Esta iniciativa busca promover los saberes culturales para la no estigmatización y por eso se encuentra incluida en los Planes de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET), impulsados por el Gobierno.

“El componente comunitario es un elemento fundamental para la estabilización de los territorios. Seguiremos apoyando los esfuerzos del Gobierno nacional para la reincorporación integral, a través de iniciativas que promuevan el fortalecimiento del tejido social y la convivencia», concluyó Ana Durán-Salvatierra, Jefe de Misión de OIM en Colombia.

Cabe mencionar que, las clases de música se realizarán dos días a la semana gracias al apoyo de las alcaldías de Manaure y La Paz, Cesar, que aseguraron garantizar los docentes para iniciar el proceso de formación. El proyecto, que aun no tiene financiación, también trabaja en la consolidación de liderazgos juveniles, la búsqueda de espacios de participación y formación para los jóvenes. 

Por: Stefanny Núñez Hernández. Periodista

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here