Páramo del Duende prospera al no tener intervención humana

En una expedición realizada en el páramo del Duende por funcionarios de la Corporación Autónoma Regional del Valle del Cauca y estudiantes de la Universidad de Antioquia se evidenció un nivel alto de conservación vegetal y el hábitat de especies como el puma, el oso de anteojos y la pava caucana.

0
3613
Foto: 90minutos.co

El páramo del Duende se encuentra ubicado en las cumbres de las cordilleras del Valle del Cauca entre los municipios de Riofrío, Calima El Darién y Trujillo;  este ecosistema fue demarcado el año pasado con 4.500 hectáreas. En Colombia es uno de los únicos parques naturales que no ha tenido intervención humana, siendo una muestra fundamental sobre la importancia de respetar estas zonas.

Como no existe una intervención constante a su estructura, durante el ascenso de los funcionarios y estudiantes se evidenció una excelente cobertura vegetal y estabilidad de la flora y fauna. En el recorrido encontraron huellas de osos de anteojos y pumas, además, presenciaron la pava caucana (Penelope perspicax), un ave con nivel de vulnerabilidad alto.

Le puede interesar: Acuerdo de Escazú: un tratado latinoamericano por la justicia ambiental

Los estudiantes de biología de la Universidad de Antioquia hicieron parte de la expedición para recolectar muestras de las raíces de la familia Ericaceae que se dan sólo en territorios de baja temperatura. Esta muestra será registrada en la tesis de los estudiantes quienes aportarán a la base de registro con un comparativo sobre la fauna del páramo.

«Escogimos trabajar en el páramo del Duende debido a la alta diversidad de especies de la familia Ericaceae reportadas allí, la cual es siete veces mayor en comparación con ecosistemas similares ubicados en la Cordillera Oriental de Colombia», comenta Diana Milena Castaño, estudiante de biología de la Universidad de Antioquia, a la CVC.

Por otro lado, Jenny Marcela Sepulveda, profesional l de la regional Centro sur, señala que «la administración del Parque Natural Regional Páramo del Duende, que viene desarrollando la CVC desde el momento de su declaración, ha sido exitosa dado que para el Sistema Departamental de Áreas Protegidas – Sidap, este trabajo de conservación es de resaltar».

El páramos del Duende se convierte en un claro ejemplo de como deben estar estos ecosistemas y el respeto de los seres humanos para la subsistencia misma. Este páramo no es solo rico en flora y fauna, sino también en nacimientos de agua que nutren los seres vivos presentes.

En 1997 se vislumbró ante los ojos de los colombianos la existencia de este páramo con la primera expedición científica; y hoy por hoy constituye un modelo a seguir para que constituya las bases de otros ecosistemas donde las poblaciones a su alrededor contribuyen a su protección y equilibrio.

Por: Daimer Fernando Losada Bermeo. Periodista.
Editor: Lina María Serna. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here