Líderes Wayuu bloquean paso del tren minero del Cerrejón

1
2572
Por: Erica Correa – Facilitadora Escuelas Digitales Campesinas La Guajira

Desde el 31 de enero del presente año, los líderes Wayuu bloquearon la línea férrea del Cerrejón en protesta al Gobierno Nacional y al Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, para exigir que se respete la autonomía territorial, el derecho a la consulta previa y que se mejoren los programas de atención de los niños de su comunidad.

Wayuu
Foto: El País

En diferentes comunidades indígenas se bloquearon 4 vías de la línea férrea del Cerrejón vía Uribía: en el km 70 del territorio indígena Katsaliamana, en el km 133 de la comunidad ancestral Ichichon, en el km 114 de la comunidad indígena Pushouria y en el km 123 de la comunidad karatat.

Estos bloqueos fueron detenidos con la acción represiva del ESMAD desde la madrugada del 5 de febrero, en donde la incursión violenta sobre los líderes de las comunidades terminó con la detención de varios de ellos, lo cual es inexplicable e ilógico para la mayoría de la población Wayuu, siendo que aseguran estar en “su territorio ancestral defendiendo sus derechos”.

Comunidades, líderes indígenas, y organizaciones, hacen un llamado a las agencias nacionales e internacionales para que en el marco de sus funciones misionales exijan al Estado Colombiano a realizar las acciones necesarias para garantizar y proteger las herencias del pueblo indígena Wayuu que se encuentra en defensa de sus derechos étnicos y territoriales.

Todo esto en medio de los escándalos por corrupción que vive el departamento de La Guajira, el cual se convirtió en una nube pasajera que no termina erradicando ninguna problemática, sino que por el contrario se convierte en el remedio que los vuelve inmunes ya que aprenden a mejorar las técnicas de corrupción.

La esperanza de lucha por parte de las comunidades indígenas Wayuu, por momentos pareciera apagada por la corrupción que alimenta el hambre y la necesidad en una tierra seca que no permite una fácil producción de alimentos o un empleo a miles de habitantes rurales, o por un Estado que impone una supuesta justicia, aun violando los derechos humanos y étnicos.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here