Jóvenes caqueteños reconocen los procesos sostenibles de la piscicultura

23 estudiantes de varias instituciones educativas rurales del Caquetá participaron en las capacitaciones teórico prácticas sobre piscicultura en el marco del proyecto Pescado para el Desarrollo. Reconociendo la posibilidad de mejorar la economía de sus comunidades sin afectar negativamente el medio ambiente.

0
409
Foto por: Sandra Liliana Riaño

El Departamento del Caquetá cuenta con una abundante hidrografía gracias a su posición geográfica, lo que permite desarrollar actividades económicas un poco más sostenibles en base a la piscicultura, sin embargo, esta no es la actividad que representa a los caqueteños, pues es la ganadería la que sobresale en este departamento.

Hoy en día se desarrolla un proyecto denominado Pescado para el Desarrollo, financiado por Caritas Noruega, fundación humanitaria independiente que busca un mundo sin hambre y pobreza extrema, donde la gente pueda vivir dignamente, la cual ejecuta sus acciones por medio de Cáritas Colombia y Pastoral Social.

Este proyecto va enfocado a 300 jóvenes, estudiantes de ocho Instituciones Educativas Rurales del Caquetá, donde participan en una serie de capacitaciones teórico – prácticas relacionadas con la piscicultura y adicionalmente reciben formación humana. Se imparten estos dos enfoques con el fin de fortalecer los conocimientos en torno a la piscicultura y los valores que permiten que sean seres humanos íntegros que realicen aportes a la sociedad.

Aprendiendo directamente de los protagonistas

El pasado 17, 18 y 19 de marzo del 2021, 23 jóvenes visitaron una serie de fincas en el municipio de Doncello, Caquetá logrando fortalecer sus conocimientos en temas como sistemas de producción de alevinaje y engorde de especies nativas, producción en estanques y geomembranas, cultivos hidropónicos, reproducción de cachama en seco y en húmedo, muestreos de peces de consumo, y traslado de peces de un lago a otro. 

Esta salida de campo permitió que los jóvenes participaran activamente en estos procesos tan importantes para el trabajo adecuado con peces, y reconocer que es posible hacer uso de los recursos naturales sin dañar el medio ambiente. Este tipo de experiencias han sido planteadas gracias al SENA y ACUICA, entidades implementadoras que han acompañado a los jóvenes  del proyecto en cada práctica. 

De igual forma la jornada tuvo  cierre en la sede de Pastoral Social en Florencia con actividades pedagógicas orientadas por los facilitadores educativos de Acción Cultural Popular – ACPO,  donde se busco mejorar habilidades de escucha, trabajo en equipo, coordinación y respeto, en base a diferentes juegos que permitieron que los alumnos pusieran en práctica estas cualidades de una forma divertida.

El Proyecto Pescado para el Desarrollo es un complemento integral para la educación de estos jóvenes rurales que buscan salir adelante, mejorando la economía de su región, aprovechando de forma adecuada los recursos naturales que les ofrece el campo y convirtiéndose en personas útiles para su comunidad.

Por: Sandra Liliana Riaño. Facilitadora educativa del proyecto Pescado para el Desarrollo.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here