Festival Tejilarte, un encuentro por la identidad cultural de Sutatausa

La cuarta versión de este evento desarrollado en Sutatausa, Cundinamarca, contó con la asistencia de visitantes que pudieron apreciar los trabajos de las hilanderas que mantienen vivos los saberes ancestrales del territorio. Un espacio que invita a salvaguardar el oficio del tejido y a visitar este municipio que conserva una valiosa historia campesina.

0
267
Foto por: La Villa - https://cutt.ly/AWkNo6O

El pasado 27, 28 y 29 de agosto del presente año el municipio de Sutatausa, Cundinamarca se embelleció con la cuarta versión del Festival Tejilarte, una iniciativa que busca reactivar la economía del sector artesanal dando a conocer diseños propios de las hilanderas de la provincia y la artesanía local.

“Desde Sutatausa tejemos paz” es el mensaje que nos deja esta edición del evento que regresa a la presencialidad, y para esta versión el festival nos cuenta una historia nueva de ese oficio que destaca las habilidades de las manos prodigiosas que entretejen hebras, y dan forma puntada tras puntada a nuevas creaciones en un universo artesanal  que intercambia saberes heredados de generación en generación. 

Hilos de paz es la actividad que da inicio a este evento y desde el diálogo de saberes entre niños y abuelos se muestra al mundo la herencia del oficio que comparten los artesanos y campesinos, quienes desde su corazón narran las experiencias y el orgullo del tejido. Una gran feria artesanal, gastronómica, turística y de mercados campesinos, acompañada también de presentaciones artísticas y culturales, que permiten mantener vivo el oficio y las tradiciones de Sutatausa y de Ubaté.

Sutatausa es un hermoso municipio que se encuentra ubicado muy cerca de Bogotá y con un legado maravilloso de cultura artesanal. La herencia de sus habitantes les permite una larga tradición de saberes en la producción de lana y sus derivados, les invito a conocer este municipio en un recorrido por su  Conjunto Doctrinero San Juan Bautista, una caminata para observar el arte rupestre, el Museo de Arte Religioso del Siglo XVII, los Frescos de Pintura Mural, los impresionantes Farallones y sus 13 veredas llenas de cultura y gente amable, sin duda un lugar lleno de historia por  conocer. 

Por: Edgar Chitiva Guzmán. Facilitador educativo de ACPO. 

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here