Educar para la Paz: El Impacto de ACPO en el Día Internacional de la Educación.

En el Día Internacional de la Educación, se destaca el compromiso de la Fundación Acción Cultural Popular (ACPO), durante 76 años en la construcción de una educación rural sólida y transformadora.

0
772
Foto: Escuelas Digitales Campesinas
Foto: Escuelas Digitales Campesinas

En un mundo donde la paz se ve amenazada por conflictos y divisiones, la educación emerge como un faro de esperanza. En este Día Internacional de la Educación, la UNESCO destaca la crucial importancia de educar para la paz y reconoce el papel determinante de organizaciones comprometidas. Entre ellas, ACPO se erige como un entidad fundamental, con una trayectoria de siete décadas fortaleciendo la educación, especialmente en entornos rurales, dejando una huella duradera y transformando la educación como un símbolo clave para el desarrollo a nivel global.

La aprobación unánime de la Recomendación sobre la Educación para la Paz, los Derechos Humanos y el Desarrollo Sostenible por parte de los Estados Miembros de la UNESCO en 2023 marcó un punto de inflexión. Esta normativa global, con sus 14 principios rectores, traza el camino para el uso estratégico de la educación en la consecución de la paz duradera. En este escenario, la Fundación ACPO destaca como un actor clave, desplegando esfuerzos no solo a nivel nacional sino también en el contexto latinoamericano.

El sistema educativo, al transformarse y dotarse adecuadamente, emerge como una herramienta esencial para la prevención, construcción y mantenimiento de la paz a largo plazo. ACPO, con su compromiso inquebrantable, colabora con financiadores locales e internacionales, impactando positivamente en diversas poblaciones rurales y urbanas mediante metodologías como la Educación Fundamental Integral (EFI) y las bien conocidas Escuelas Radiofónicas, ahora rebautizadas como Escuelas Digitales Campesinas. Este impacto ha sido tan importante que se ha extendido a más de 8 millones de campesinos y campesinas, indígenas, mestizos, afrodescendientes, víctimas del conflicto armado, firmantes de paz, agricultores e incluso líderes comunitarios.

Desde el 2012, por medio de Escuelas Digitales Campesinas, ACPO  ha logrado impactar a 97,172 agricultores, 283 amas de casa, 6,260 caficultores, 200 personas privadas de la libertad, 808 emprendedores, 78,825 estudiantes de instituciones educativas, 47 extensionistas rurales de universidades, 1,166 firmantes de paz, 9 influenciadores rurales, 4,270 líderes comunitarios y juntas de acción comunal, 95 pescadores, 213 reporteros rurales, 740 líderes pastorales y 219 trabajadores de plantaciones.

Asimismo, la implementación de más de 22 cursos, tanto digitales como presenciales, en áreas clave como Liderazgo Comunitario y Construcción de Paz, Comunicación para el Cambio Social, Educación Ambiental-conectando Sociedad, Innovación y Emprendimiento, y Desarrollo Humano, refleja la estrategia integral de ACPO en la transformación educativa. Con una cobertura que abarca 29 departamentos y 1100 municipios en Colombia, así como a 7 países de América Latina, la fundación se consolida como un agente vital en la construcción de un futuro educativo equitativo y enriquecedor.

Proyectos ACPO que han llevado Educación para la Paz

Somos Comunidad: Liderazgos que Transforman Colombia

En el marco del Día Internacional de la Educación, la Fundación ACPO destaca el impacto del proyecto «Somos Comunidad: Liderazgos que transforman Colombia». Esta iniciativa, implementada por FUPAD con el respaldo de USAID y ejecutada por ACPO, marcó un hito significativo al trabajar con 11 organizaciones sociales en nueve municipios de los departamentos de Antioquia, Bolívar y Norte de Santander. La conclusión exitosa de este proyecto dejó una huella duradera en la resiliencia y la inclusión comunitaria.

Durante la ejecución de «Somos Comunidad», más de 49 líderes y lideresas, junto con un total de 100 participantes, se capacitaron como agentes multiplicadores en procesos de comunicación para el cambio social, construcción de paz, reducción de estigmas y violencia de género. Estos líderes no solo fortalecieron sus capacidades individuales, sino que también contribuyeron a la formación de redes resilientes dentro de las comunidades.

MIA (Mujer Mestiza, Indígena y Afrodescendiente): Empoderamiento y Desarrollo Sostenible en Caquetá y Chocó

Otro proyecto destacado ejecutado por la Fundación ACPO es el Proyecto MIA (Mujer Mestiza, Indígena y Afrodescendiente), que fortaleció el empoderamiento y la inclusión social en Caquetá y Chocó. Implementando actividades productivas, desde confección textil hasta emprendimientos de cafeterías y heladerías. MIA no solo empoderó a 160 mujeres firmantes de paz, sino que también impactó positivamente a aproximadamente 480 mujeres en total, considerando el efecto multiplicador en sus comunidades.

Polifonía Juvenil para la Paz: Construyendo Memoria Histórica y Competencias Ciudadanas

Este proyecto que se consolido en Valle del Cauca, buscó generar competencias ciudadanas y construir memoria histórica del conflicto armado colombiano, en las  instituciones educativas Sagrada Familia Potrerillo de Palmira y Rodrigo Lloreda Caicedo – Cerro Azul de Bolívar. Los estudiantes, de los grados 7º a 11°, participaron activamente en actividades donde desarrollaron habilidades comunicativas, creando podcasts y cápsulas polifónicas. Reflejando el compromiso continuo de ACPO en la formación de líderes juveniles, Polifonía Juvenil proporcionó una plataforma para que los estudiantes expresen la importancia de reflexionar sobre la historia del conflicto y promover acciones sostenibles para la paz. Este proyecto, al igual que los anteriores, resalta el enfoque integral de ACPO en la educación como instrumento para construir sociedades más pacíficas y justas.

En este Día de la Educación Internacional, celebramos los logros tangibles de ACPO, un aliado indispensable en la promoción de la educación para la paz. La fundación no solo ha fortalecido la educación en entornos rurales, sino que ha dejado una huella perdurable en el camino hacia una educación más accesible y transformadora.

Editora: Natalia Garavito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here