Cierre exitoso del Proyecto Somos Comunidad: Liderazgos que Transforman Colombia

0
564

El proyecto «Somos Comunidad: Liderazgos que transforman Colombia» concluyó con éxito, marcando un hito significativo en la resiliencia y la inclusión comunitaria de 11 organizaciones sociales en nueve (9) municipios de los departamentos de Antioquia, Bolívar y Norte de Santander. Esta iniciativa de USAID implementada por FUPAD, y ejecutada por Acción Cultural Popular (ACPO), ha dejado una huella duradera al formar a más de 49 líderes y lideresas y un total de 100 participantes como efecto multiplicador, en procesos de comunicación para el cambio social, construcción de paz, reducción de estigmas y violencia de género.

Semana de la Resiliencia

A lo largo de la ejecución de Somos Comunidad, se llevaron a cabo talleres que jugaron un papel fundamental en la consolidación de metodologías de formación destinadas a fortalecer a las organizaciones. Estos talleres proporcionaron herramientas esenciales para la construcción de estrategias de comunicación que potenciaron tanto los procesos organizativos como comunitarios. El enfoque de estos espacios se centró en afianzar la cohesión social y fomentar la aceptación de la diferencia, con el claro objetivo de evitar la revictimización y los riesgos de violencia para las comunidades.

Con los conocimientos adquiridos durante estas capacitaciones, los líderes y lideresas de las organizaciones asumieron un papel activo en la realización de laboratorios formativos en comunicación para el cambio social dentro de sus territorios. En esta nueva fase, se convirtieron en formadores, extendiendo sus conocimientos mediante la capacitación a funcionarios públicos y otras organizaciones locales. Este enfoque no solo fortaleció internamente a las comunidades, sino que también sirvió como plataforma para la creación de redes de apoyo y colaboración.

Los laboratorios formativos abordaron diversas temáticas, como el análisis de riesgos sobre hechos victimizantes y los motivos para seguir ejerciendo el liderazgo. Frente a sus pares locales, los líderes y lideresas compartieron y explicaron ejercicios relacionados con el sentido de pertenencia en la comunidad, concluyendo con diálogos en torno a la construcción colectiva del liderazgo social en sus respectivos municipios. Este proceso no solo fortaleció la capacidad de liderazgo individual, sino que también promovió la colaboración y la unidad en la búsqueda de un cambio positivo en sus comunidades.


En este acompañamiento, se co-crearon junto con las organizaciones sociales 11 estrategias de comunicación para el cambio social, enfocadas en la eliminación de la violencia de género, la desestigmatización  hacia líderes sociales y la inclusión de enfoques LGBTIQ+.

En el desarrollo de estas estrategias del proyecto Somos Comunidad en los departamentos de Antioquia, Bolívar y Norte de Santander, participaron diversas organizaciones que desempeñaron un papel fundamental en la consecución de sus objetivos. En Antioquia, específicamente en Tarazá se contó con la participación activa del Semillero Audiovisual La Caucana; en Valdivia, con Liderando Paz; en Briceño, con la Corporación Comunicativa Voces que Transforman; y finalmente en Zaragoza, con la organización de Consejo de Paz. Así mismo, en Bolívar, el proyecto hizo presencia en María la Baja con la Corporación de Mujeres por una Vida Libre de Violencia y Paz en el Territorio – CORMUVIPAT. Mientras tanto, en Norte de Santander, Ocaña, las organizaciones, Rostros Visibles LGBTIQ+ y Red de Mujeres del Catatumbo participaron en los talleres; en Teorama, hizo presencia ASFAVIPAZ y Juventud Transformadora; y en El Carmen, la Asociación Sembrando Esperanza, contribuyeron activamente en estos espacios. Finalmente en Sucre, San Juan de Nepomuceno, la Fundación Tierra Montemariana también formó parte integral del proyecto. La colaboración de estas organizaciones fue esencial para el éxito y el impacto positivo que el proyecto logró en las comunidades locales.

Al respecto, la organización Rostros Visibles de Ocaña, en Norte de Santander, se sumó activamente al proceso. En esta participación, Erika Caselles, una estudiante de comunicación social, compartió su perspectiva al afirmar: «Actualmente soy estudiante de comunicación social y es fundamental seguir aprendiendo sobre herramientas para implementar en la organización».

Rostros Visibles, originada en 2016 de la unión de nueve personas LGBT víctimas del conflicto armado en Norte de Santander, se comprometió a luchar por sus derechos en el territorio. Esta participación ejemplificó el compromiso diverso y la contribución significativa de las organizaciones a la causa de Somos Comunidad, destacando la importancia de la capacitación continua y la implementación efectiva de herramientas para generar un impacto positivo en las comunidades.

Foto: Rostros Visibles

Simultáneamente, se produjeron contenidos comunicativos, como vídeos, podcasts y fotografías, para visibilizar y destacar las acciones realizadas en defensa de los derechos en los territorios involucrados. Estos productos de comunicación fueron difundidos por las organizaciones en sus municipios mediante las estrategias implementadas, utilizando canales locales como las redes sociales.

Adriana Rua, representante de la Asociación de Víctimas Liderando Paz en Valdivia, Antioquia, enfatizó el impacto positivo de Somos Comunidad al afirmar: «Como líderes, con el conocimiento adquirido, podemos replicarlo a otras organizaciones y comunidades». Estas palabras resaltaron el potencial de expansión de las iniciativas, incrementando el conocimiento y la conciencia pública sobre las experiencias locales y las diversas voces de los liderazgos sociales.

Es importante destacar que en Somos Comunidad, el enfoque de género para el desarrollo sostenible de los territorios fue una parte clave del acompañamiento. Se trabajó en la generación de mensajes que redujeran las brechas de la desigualdad y fortalecieran el liderazgo de las mujeres, con la participación de organizaciones como la Red de Mujeres del Catatumbo o la Corporación de Mujeres por una Vida Libre de Violencia y Paz en el Territorio (CORMUVIPAT), en María La Baja, Bolívar.

 

Foto: Cormuvipad

Gracias al incansable trabajo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Fundación Panamericana de Desarrollo (FUPAD), y la  Fundación Acción Cultural Popular (ACPO), se construyeron procesos de comprensión, inclusión y resiliencia en los territorios de Antioquia, Norte de Santander y Bolívar. Estas iniciativas inspiraron los procesos comunitarios, demostrando que, a través del diálogo, la empatía y la colaboración, era posible transformar las realidades más difíciles.

Editora: Natalia Garavito

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here