Bibliotecas Públicas para la Paz, por el crecimiento educativo en el campo

Las comunidades de Cuatro Esquinas en El Tambo, Cauca, y Chuguldí en Samaniego, Nariño, vieron hecho realidad un sueño comunitario. Se trata de la inauguración de las primeras Bibliotecas Públicas Rurales para la Paz, un proyecto que busca contribuir a la generación de conocimiento y el empoderamiento en pro de los territorios.

0
645
Foto por: Biblioteca Nacional de Colombia - https://cutt.ly/gTYkzWu

Las comunidades de los corregimientos de Cuatro Esquinas, en El Tambo, Cauca, y de Chuguldí, en Samaniego, Nariño, celebran la construcción e inauguración de las primeras Bibliotecas Públicas Rurales para la Paz. Un proyecto que surgió como resultado del trabajo interinstitucional y comunitario entre el Ministerio de Cultura con la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo -AECID, y  las administraciones municipales.

Cuatro Esquinas y Chuguldí son corregimientos que quedan aproximadamente a 50 minutos de sus respectivas cabeceras municipales. El Tambo es reconocido por ser el mejor productor de chontaduro del país y en Samaniego se produce un excelente café. Ambos territorios han trabajado generando proyectos productivos y turísticos que les permiten proyectar sus comunidades para que encuentren oportunidades de crecimiento socioeconómico. 

La entrega oficial de estas bibliotecas hace parte de la estrategia de cooperación que lidera el Ministerio de Cultura, en beneficio de la protección y promoción de la cultura y el patrimonio del país. Cerca de 715 personas participaron en la adecuación de los espacios y definición de los proyectos, actividades y servicios con enfoque territorial que ofrecerán las bibliotecas. Lo que permitió la construcción de un modelo bibliotecario que realmente responde a las realidades e intereses de quienes habitan en la región.

Le puede interesar: Biblioteca de la Creatividad, un sueño se construye en zona rural de Bogotá

Durante 20 meses las entidades públicas, los cooperantes, las organizaciones sociales, los líderes locales y las comunidades de estos dos corregimientos, participaron de distintas maneras para cumplir la meta de tener una biblioteca pública en su territorio. Esto les ha permitido formular y desarrollar proyectos conjuntos alrededor de la palabra, los saberes, los libros y  la tecnología en los distintos grupos poblacionales.

Estos espacios ofrecerán una colección bibliográfica que reúne más de 1.000 títulos, entre ellos libros especializados en emprendimiento y libros digitales para diversos públicos, además de la dotación tecnológica que incluye tabletas electrónicas, un proyector de video, computadores, cámara fotográfica, entre otros equipos y recursos didácticos  que permitirán el acceso libre a la información y propician la generación de conocimiento.

Bibliotecas Públicas Rurales para la Paz permitió la implementación no solo de dos Bibliotecas Públicas Rurales, sino de siete puntos de lectura en zonas rurales y dos estrategias de itinerancia, que posibilitan programas para el desarrollo territorial en otras zonas. Cabe aclarar que los puntos de lectura son espacios fijos que cuentan con materiales y  mobiliario especialmente diseñado para favorecer las prácticas individuales o colectivas en torno a la lectoescritura. 

La estrategia de itinerancia es una iniciativa vinculada a la biblioteca pública para garantizar la extensión de los servicios bibliotecarios a toda la población, especialmente a la que está ubicada en zonas distantes, rurales o veredales, que no pueden acceder a la biblioteca municipal.

 

Por: Juan Camilo Bonilla Osorio. Periodista voluntario.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here