sábado, junio 15, 2024
InicioCAMPO Y CIUDADAgricultura urbana

Agricultura urbana

Las prácticas de agricultura urbana no son recientes, desde tiempos muy remotos se han implementado y han estado presentes en jardines y huertos que han hecho parte del paisaje urbano.

Actualmente, estas prácticas se han incrementado en las zonas urbanas y esto se debe en parte a la migración de campesinos hacia la ciudad, quienes llevan a las grandes urbes sus conocimientos de las actividades agrícolas. En la actualidad, esta práctica se encuentra ampliamente difundida entre la población, debido a la necesidad de producir alimentos sanos, mejorar la seguridad alimentaria y para el autoconsumo.

Urbana
Foto: Telesur

Es común observar al interior de casas, apartamentos, antejardines y pequeñas zonas que antes eran utilizadas para siembra de jardín,  materos, bolsas tubulares, llantas, tablas, guaduas, canecas, canoas, paredes, entre otras;  convertidas en verdaderos jardines flotantes donde sobresale su verdor y el olor a plantas aromáticas, medicinales y hortalizas que complementan la mesa de las personas que las cultivan, contribuyendo con esto a mejorar la dieta alimenticia y nutricional de muchos colombianos que ven amenazada la seguridad alimentaria por diferentes factores que ocurren a diario en nuestro país.

Este tipo de producción agrícola, además de producir comida de buena calidad para la población, permite integrar una gran cantidad de procesos amigables con el medio ambiente, ya que estos huertos se elaboran a partir de materiales reciclables, se minimiza el uso de agroquímicos, se implementan sistemas de recolección de aguas lluvias, se produce y elabora el abono y sustrato para nutrir y fertilizar las plantas, permite conservar y preservar las semillas sin tener que estar adquiriendo nuevas para cada siembra, se rebajan los costos de producción y transporte;  y algo muy importante es que se permite la auto sostenibilidad de la huerta.

Urbana
Foto: En Todo Noticias

Es indudable que el impulso alcanzado por el desarrollo de esta práctica productiva se siga incrementado debido a factores como la escasez de tierra cultivable, la carestía de los alimentos, la poca producción de alimentos inocuos y a las malas prácticas en la producción de alimentos, lo que hace que esto se vuelva casi una obligación el cambiar el jardín de nuestras viviendas por la producción de alimentos en nuestras salas o pequeños espacios al interior de nuestros hogares.

Sería de vital importancia que este tipo de prácticas fueran motivadas y apoyadas a través de las políticas del estado, ya que estas generan empleo, construyen tejido social, fomentan la seguridad alimentaria y lo más importante se puede integrar a la familia en el desarrollo de la producción de su propio alimento o sustento familiar con la posibilidad de comercializar los excedentes en su producción.

Autor: Luis Fernando Moreno Gallego, Facilitador EDC – Antioquia.
Editor: Katherine Vargas Gaitán, Periodista Editora. @KatheVargasg

Artículos Destacados

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

FundacionAcpo

spot_img

POSTS RECIENTES

spot_img