135 animales silvestres regresaron a su hábitat natural en el Cesar

Valledupar, Manaure y Pelaya fueron los tres municipios elegidos para recibir a estos ejemplares tras un proceso de rehabilitación veterinario y biológico. Entre los que se encontraban tortugas hicotea y morrocoy, guacamayas, lechuzas, un búho y un armadillo.

0
218
Foto por: CORPOCESAR

En aras de proteger y conservar la fauna silvestre la Corporación Autónoma Regional del Cesar, Corpocesar, y la Corporación Autónoma Regional del Tolima, Cortolima, liberaron 135 especímenes de fauna silvestres en tres ecosistemas del departamento del Cesar. 

En esta ocasión la reubicación y liberación de estos animales (después de un proceso de rehabilitación clínico veterinario y biológico por parte del Centro de Atención y Valoración de Cortolima) se realizó en los municipios de Valledupar, Manaure y Pelaya, lugares que por sus características ecosistémicas son aptos para el desarrollo silvestre de estas especies. 

Al respecto, la subdirectora  general del Área de Planeación de Corpocesar, Adriana García, señaló con beneplácito el trabajo interinstitucional de las dos corporaciones para los procesos de liberación de fauna. “Es muy importante el apoyo entre las dos entidades porque se ve el esfuerzo mancomunado para recuperar nuestro ambiente”, enfatizó la funcionaria.

Durante la jornada conjunta entre las Corporaciones Autónomas Regionales, CAR, del Cesar y Tolima, así como las comunidades, se reincorporaron a su hábitat: 34 tortugas morrocoy (Chelonoidis carbonarius), dos guacamayas azul-amarilla (Ara ararauna), dos guacamayas rojas o bandera (Ara macao), un armadillo cola de trapo (Cabassous centralis), tres lechuzas (Tyto alba), un búho orejudo (Asio stygius), 90 ejemplares de tortugas hicotea Trachemys venusta callirostris (tortuga de orejas naranjas), un ejemplar de Kinosternon scorpioides (tortuga estuche) y una tortuga palmera (Rhinoclemmys melanosterna). 

Por su parte, el subdirector de Calidad Ambiental de Cortolima, Andrés Rodríguez, indicó que el éxito en el traslado de estos animales desde la ciudad de Ibagué hasta Valledupar se debe a la sinergia entre las dos CAR y el acompañamiento del personal especializado para el traslado de estos especímenes. “Esto es un avance muy importante para el medio ambiente. Desde Cortolima trabajamos en la búsqueda de proteger los recursos naturales y con Corpocesar lo estamos logrando”, precisó. 

Las autoridades destacaron que la vinculación de las comunidades a estas jornadas de liberación representa un significativo ejemplo de los esfuerzos que realizan las autoridades ambientales para resarcir el impacto del hombre a la fauna y flora silvestre. La actividad hizo parte del Plan de Reincorporación de Fauna y Flora Silvestre al medio natural pertenecientes al programa de control al tráfico ilegal en Colombia, con el que se busca reducir la tenencia y tráfico ilegal de especies silvestres en el territorio nacional y su internacionalización. 

Por: Oficina de Comunicaciones CORPOCESAR. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here