¿Un futuro incierto para el café ante el cambio climático?

El café es uno de los productos estrella de Colombia y parte de América Latina, pero aunque su precio ha subido podría tener un futuro bastante incierto con las consecuencias que trae el cambio climático.

0
142
Foto por: Paula Karina Martínez

Existen varias regiones que están ideadas para sembrar cafetales, pero que podrían bajar hasta un 50% el nivel productivo durante los siguientes 30 años. En el caso de Colombia, que es el tercer productor a escala global, siempre intenta ponerse al frente pero también se están buscando alternativas de cultivo. 

Un grave problema que se relaciona con el cambio climático. Es decir, durante mucho tiempo hubo una especie de equilibrio a la hora de producir. Por ejemplo, el café solamente se podía trabajar en un sector particular, a determinadas alturas del nivel del mar, con condiciones de humedad y temperatura específicas.

Ahora bien, como sabemos, el cambio climático y el consecuente aumento de la temperatura pone en peligro algunos de los cultivos. A su vez, esto influye directamente sobre la economía, ya que se trata de una de las materias primas más importantes en el planeta y la incertidumbre puede ser total de cara a unos años. 

Existen muchas plataformas seguras para divertirse en Internet, como ocurre con los casinos en línea Colombia. Es decir, la red se ha vuelto un lugar seguro para pasar un buen momento e incluso obtener ganancias. Ahora bien, no necesariamente en todos los sectores se generará este efecto positivo en la producción. 

La búsqueda de nuevas tierras cafeteras

Puede sonar algo ilógico pero Colombia podría estar buscando nuevos lugares para sembrar el café. Cabe destacar que contrario a lo que se considera, es un cultivo que se originó en las montañas de Etiopía, desde comienzos del siglo XX. Así, los colombianos aparecieron como un lugar “paradisíaco”, especialmente en algunos departamentos.

Más específicamente en Quindío, Risaralda y Caldas, que tienen las condiciones climáticas ideales para el sembrado de este producto. Es decir, disponen de alturas promedio de 1500 metros sobre el nivel del mar, temperaturas promedio de 20 °C y algunas precipitaciones que se basan en los 2.000 milímetros por año. 

El problema que nadie tiene en cuenta es que los pequeños productores se fueron desplazando durante el último tiempo, especialmente para generar una prosperidad cerca de las laderas andinas. A medida que el calentamiento global cumpla su lamentable cometido, esta transición podría ser todavía más llamativa. 

Entonces, ¿cuál es la alternativa? Pues todo indicaría que será Argentina. Este país siempre ha tenido granos importados, pero poco a poco empezaron a crecer algunas plantaciones. En este territorio pueden existir condiciones todavía más favorables para las plantaciones, pero todavía no existe un impulso estatal para explotarlo.

En consecuencia, si el cambio climático continúa expandiéndose es posible que Argentina se transforme en otra Colombia. Incluso, podrían existir acuerdos entre ambos países para explotar este producto y generar riqueza para ambos países. Todo estará por verse, pero la realidad es que el cambio climático impacta sobre este producto. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here