“Transformándome a través del proyecto MIA”

Anyela Cardozo es una mujer en proceso de reincorporación que inspira a sus compañeras en Caquetá. Se esfuerza cada día por hacer de la educación una herramienta de paz, y quiso compartirnos lo que significa este proceso para su vida.

0
334
Foto por: Anyela Cardozo

Mi Nombre es Anyela Patricia Cardozo Plazas, soy una mujer firmante del Acuerdo de Paz y creo firmemente en el proceso de reincorporación que se ha venido realizando en la vereda Miravalle de San Vicente del Caguán, Caquetá. 

He estado al frente de varios procesos como responsable del proyecto de piscicultura, presidenta del comité de mujeres y actualmente soy representante del Consejo Territorial de Paz en el departamento.

La reincorporación ha sido todo un reto, debido a que me vinculé hace dos años y medio como facilitadora del proyecto Mujer Mestiza, Indígena y Afrodescendiente – MIA, financiado por el Fondo Europeo para la Paz e implementado por Acción Cultural Popular – ACPO.

Estoy a cargo del trabajo con los Antiguos Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación – AETCR de Agua Bonita y de  Miravalle, con mujeres reincorporadas y de la comunidad.

Al comienzo fue muy difícil entender en qué consistía mi labor, con el acompañamiento del coordinador Cristian Felipe Gutiérrez, quien me acompañó en el paso a paso del proceso a realizar, aprendí a manejar la plataforma de Escuelas Digitales Campesinas. También con apoyo incondicional de la profesional Lita Flórez.

Estar al frente de la formación de mis compañeras reincorporadas y de la comunidad ha sido una experiencia de gran crecimiento personal y profesional, porque he podido fortalecer mis habilidades y capacidades en el desarrollo local del territorio.

Lo que me ha permitido ampliar conocimientos y tener nuevas expectativas frente al trabajo que hago, además de ampliar mis horizontes en relación con la resignificación de mi proyecto de vida.

He aprendido a valorar tan bonito aprendizaje adquirido hasta ahora, y hoy cuento con ese apoyo incondicional del proyecto MIA. Gracias a la Unión Europea, a ACPO y a la Diócesis de San Vicente del Caguán. 

 

Por: Anyela Patricia Cardozo. Facilitadora educativa del proyecto MIA.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here