Perseverancia y vocación, características de un líder en el Catatumbo

Esta es la historia de liderazgo de Celiar García, un campesino de Norte de Santander que pone todo su empeño en gestionar recursos y proyectos en beneficio de la comunidad. Su sueño es garantizar el 100% de agua potable en las veredas del municipio.

0
168
Foto por: Celiar García Quintero

En el corregimiento de San Pablo, ubicado en Teorama, Norte de Santander, Celiar García Quintero lleva 7 años y medio representando a su comunidad como presidente de la Junta de Acción Comunal de la vereda Aires del Catatumbo. Inició la gestión de un proyecto para llevar agua potable a esta y otras veredas aledañas. 

Al ver que en tiempo de verano se abastecía tan solo pulgada y media de agua para los 1.500 habitantes de la vereda, el 20 de enero del 2020 Celiar asistió a una reunión de Catatumbo Sostenible en la ciudad de Cúcuta, donde expuso dicha problemática y se realizaron los primeros estudios y diseños de lo que sería un acueducto comunitario.

Este líder cuenta que su primera idea fue recoger dinero entre las 319 familias de la vereda, para realizar un proyecto artesanal donde se instalarían tuberías desde la fuente de agua más cercana. “Les dije que recogiéramos de a 500.000 pesos por casa, pero el proyecto me costaba más o menos 700 millones de pesos y no nos alcanzaba el recurso, la mayoría de las familias son de escasos recursos”.

La gran oportunidad llegó cuando logró contactar con la Agencia de Renovación del Territorio, pues esta entidad se encargó de generar una alianza con la alcaldía para llevar a COSUDE y ASIR-SABA a las veredas Ocho de Noviembre, Quince Letras y Aires del Catatumbo.

Foto por: Celiar García Quintero

“Eso fue como una bendición para nosotros, porque estas organizaciones se encargaron de darnos a conocer lo que era un proyecto de agua potable, saneamiento básico, a crear nuestra propia empresa, nos ayudaron a unirnos, a presentar un derecho de petición y a reconocer nuestros derechos”, afirma Celiar.

En lo anterior se capacitaron 18 jóvenes de las 3 comunidades, y 25 personas en el tema de Alfabetización Digital. Para Celiar, lo más importante de este proceso fue la unión  y la armonía de las veredas en pro de un objetivo común, con emoción dice: “todos tenemos el mismo sueño que es tener agua potable para nuestros jóvenes, nuestros niños, nuestros abuelos”.

Aunque actualmente el agua en estos sectores  no es 100% potable, este perseverante líder sigue actuando como promotor y representante de su comunidad para lograrlo. Hoy en día es presidente de la Asociación Aguas del Higuerón, lo que se puede decir que es el resultado de su iniciativa y el apoyo de las diferentes organizaciones.

 

Por: Jiselly Ortiz Pacheco. Periodista .

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here