#Opinión: Reflexión de por qué soy deportista

En el marco de los Juegos Olímpicos de Tokio, surgen reflexiones en torno a las motivaciones que llevan a que el deporte sea parte de la vida.

0
246
Foto por: REUTERS - https://cutt.ly/DQVREBV

Aún tengo ante mí los ecos de los Juegos Olímpicos de Tokio que seguí, literalmente, en medio de desvelos durante las dos semanas de competencias. Escucho aún los ¡vivas! de las delegaciones que celebraban a sus deportistas; veo las imágenes de los encuentros y enfrentamientos deportivos, los rostros de los deportistas, el sudor que testimoniaba sus esfuerzos, sus gritos de alegría, sus lágrimas por la derrota, la exultación de los ganadores y el orgullo que experimentaban al escuchar el himno y al ver alzarse la bandera de su país como ratificación de la medalla de oro del triunfador.

Esta formidable exhibición de colores, armonías y sincronías, estuvo en cada uno de los seres humanos que se prepararon y compitieron durante años, buscando llegar más alto, más lejos y con más fuerza. Luego de estas dos fugaces semanas, repetidas cada cuatro años, definitivamente la llama olímpica ha retornado a Atenas, donde conserva su calor y su fuego está preservado para cuando comience el nuevo viaje hacia París, en 2024.

Viendo a todos los atletas que participaron en estos juegos olímpicos me siento motivado a compartir estas reflexiones que escribí hace más de tres décadas, tratando de sintetizar las razones por las cuales competía en carreras callejeras y por las que aún sigo practicando deporte. 

– Soy deportista porque quiero fortalecer mi cuerpo, para ser el atleta que mi misión de caminante me exige cada día.

– Soy deportista porque quiero que mis ojos limpios y mi sangre nueva puedan sentir la brisa fresca que sopla en las cumbres más altas.

– Soy deportista porque quiero experimentar por mí mismo la belleza de alcanzarlas con esfuerzo, con sudor, con pasión. 

– Soy deportista porque es bueno sentir la frescura del agua que me calma la sed y que limpia mi frente después del esfuerzo. 

– Soy deportista para experimentar en mi cuerpo y en mi espíritu la hermosura y el gozo de mis años jóvenes, capaces de vencer las barreras a base de paciencia, de tenacidad y de firmeza.

– Soy deportista porque quiero sentir la belleza de unos cielos nuevos y el placer de haber llegado, aunque me duela el cuerpo y aunque la fatiga haga evidente mi limitación y me haga reconocer que no soy todopoderoso.

– Soy deportista porque quiero que mi pecho joven respire más lento y más profundo después de haberlo dado todo, limpiamente, trabajando en equipo, aunque no hayamos alcanzado el triunfo. 

– Soy deportista porque sé que, después de competir, puedo repetirme a mí mismo: hoy soy mejor que ayer, aunque nadie se de cuenta y sólo mi conciencia sea testigo de mi entrega y sacrificio y de haber dejado en el campo todo y lo mejor de mi.

– Soy deportista porque quiero ganar sin arrogancia, respetando al débil y al pequeño, quienes también crecen y algún día, con seguridad, me vencerán. 

– Soy deportista por el gozo del triunfo, por el placer del gol, por la alegría de cumplir y de llegar a la meta, aunque no sea el primero.

– Soy deportista porque así me preparo cada día para el mejor partido: el de mi propia vida, en el que nadie me puede reemplazar, en el que tengo que participar cumpliendo las normas, jugando limpio y en equipo.

– Soy deportista porque quiero llegar a la meta definitiva para ser coronado con plena conciencia de mi deber cumplido.

*Esta nota periodística no representa la postura de Acción Cultural Popular – ACPO organización dueña de la marca registrada Periódico El Campesino y www.elcampesino.co. Con ello, tampoco compromete a la organización ni al periódico en los análisis realizados, las cifras retomadas, los entrevistados que aparecen, entre otros. 

 

Por: Bernardo Nieto Sotomayor. Equipo Editorial Periódico El Campesino.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here