Mujeres de Caquetá reconocen su importancia en la construcción de paz

Trabajando en equipo, mujeres rurales y en proceso de reincorporación se unieron para celebrar la lucha de la mujer en la historia del mundo. En el antiguo ETCR - Oscar Mondragón y con apoyo de entidades y proyectos como MIA, conmemoraron su resistencia, incidencia y rol en los procesos que apuntan al desarrollo de la comunidad.

0
416
Foto por: Anyela Cardozo

En una lluvia de ideas, mujeres lideresas de Miravalle planificaron paso a paso la forma para celebrar el Día Internacional de la Mujer Trabajadora; precisamente para reconocer la labor que realizan las mujeres de la comunidad que día a día trabajan, cuidan de sus familias y son esenciales en el desarrollo de la comunidad. 

Convocaron a la Administración Municipal, la Casa de la Cultura, la Misión de Verificación de la ONU, el proyecto MIA del Fondo Europeo para la Paz, la Policía,  las mujeres de la zona de reserva campesina de la región de El Pato y Valle de Balsillas, las mujeres de la mesa de víctimas de San Vicente del Caguan, Limpal, ASOMUPIEL y la Fundación Prolongar. Estas entidades y proyectos apoyaron a la iniciativa de la celebración, logrando un evento significativo para el territorio. 

El evento contó con presentaciones culturales que llamaron la atención de los asistentes, así mismo, se realizó una siembra de árboles en agradecimiento a la Madre Tierra que día a día brinda el agua y los alimentos para subsistencia de hombres y mujeres en todo el mundo.

Esta conmemoración, fue valiosa en la medida en que se logró socializar la Política Pública de Mujer y Género, de tal forma que se puso en el escenario lo que implica la participación y la incidencia de las mujeres en la sociedad Sanvicentuna. También el reconocimiento de que se ha implementado el enfoque de género en proyectos económicos,  políticos y sociales, lo cual es de gran importancia para esta zona.

Proyecto MIA de la mano con mujeres de Miravalle

Una Mujer segura de sí misma, se viste de fuerza y dignidadfue la frase mencionada por parte del proyecto MIA del Fondo Europeo para la Paz durante el evento, Frase que fue plasmada en un mural donde las mujeres dejaron mensajes de paz, reconciliación y metas que tienen para el territorio; así mismo, en camisetas que fueron obsequiadas para que nunca olviden el valor de sí mismas. 

Cabe resaltar que el proyecto Mujer Mestiza, Indígena y Afrodescendiente – MIA ha venido trabajando en la formación de mujeres rurales en Alfabetización Digital, Liderazgo en la Comunidad, Proyectos de Vida en el Campo, Medio Ambiente, y Asociatividad y Emprendimiento. 

Todas las voces se unieron para comprender el sentido de lo que implica la reivindicación de derechos de las mujeres y su valor en la sociedad, como cuidadoras, trabajadoras, emprendedoras y siempre construyendo un mejor futuro para los suyos. Se recordó también a aquellas mujeres que callaron su voz con la violencia y se hizo un minuto de silencio por aquellas que ya no están. 

Todas las lideresas agradecieron el apoyo y participación durante la conmemoración, pues este tipo de acciones son las que se deben apoyar para continuar la construcción de paz. 

Por: Anyela Patricia Cardozo. Facilitadora educativa del proyecto MIA.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here