Evaluación de ecosistemas acuáticos en Archipiélago de San Andrés da primeros resultados

Los arrecifes de coral y pastos marítimos son ecosistemas acuáticos delicados e importantes para la conservación del equilibrio costero, por esta razón, Coralina, Invemar y la Fundación Corales de Paz evaluaron su estado tras el paso de los recientes huracanes.

0
507
Foto por Coralina

En Colombia desde el año 2008 se celebra cada 05 de diciembre el “Día Nacional de los Arrecifes de Coral” con el fin de promover la protección de estos ecosistemas acuáticos que están en riesgo a causa del calentamiento global que afecta la temperatura de los océanos, la contaminación y la pesca excesiva; por esto, se busca concientizar sobre la importancia de proteger y conservar los arrecifes coralinos existentes en Colombia.

En el marco de la celebración de este día, la Corporación para el Desarrollo Sostenible del Archipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina-Coralina, en compañía del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras José Benito Vives de Andréis- Invemar, revisaron el estado de las zonas sumergidas de Providencia y Santa Catalina, tras el paso de los recientes huracanes.

Le puede interesar: Coralina evaluó fauna y flora del Archipiélago de San Andrés

En la evaluación que se llevó a cabo entre el primero y cuatro de diciembre en 24 puntos de corales y pastos marinos priorizados, se encontró que mientras en los arrecifes coralinos más profundos no hay mayor afección, los ubicados a 12 metros de profundidad del costado oeste de Providencia, sí presentan afección con colonias derrumbadas, y los pastos marinos revisados por Invemar, se encuentran intactos. Además, se evaluó el encallamiento de un barco entre Santa Catalina y Providencia, el cual dejó una inmensa cicatriz en la pradera.

Por otra parte, en la isla de San Andrés, la Fundación Corales de Paz junto al equipo de Coralina y buzos voluntarios, tras el paso del huracán Eta revisaron los lugares para prácticas de buceo, con el fin de hallar signos de enfermedad de perdida de tejido de coral duro en los arrecifes para tratarlos a tiempo, ya que esta enfermedad está acabando con los corales del Caribe.

“En el resultado preliminar la enfermedad no se encuentra en los arrecifes de la isla que fueron explorados. Sin embargo, sí se encontró que el 41% de las colonias de coral evaluadas presentaban signos de blanqueamiento mientras que el 2% presentaban signos de muerte recientemente”, aseguró la bióloga marina Andrea Caicedo, coordinadora del programa de Monitoreo Coralino de Corales de Paz.

Es importante mencionar que los arrecifes de coral, son el hogar de cerca de 1 millón de especies acuáticas, allí estas especies encuentran alimentos y protección contra depredadores. También, suministran servicios de protección a las zonas costeras de olas y tormentas tropicales, además crean costa, en especial sobre playas de arenas blancas e islas tropicales.

Ligado a esto, los arrecifes también son considerados bosques húmedos tropicales del mar por su biodiversidad, ya que por lo menos el 25% de toda la fauna marina habita los arrecifes coralinos, y por su belleza son sitios que atraen las miradas de los turistas.

¿Dónde se encuentran los arrecifes de coral? ¿Cómo cuidarlos?

Estos ecosistemas se encuentran en los Parques Nacionales Parque Nacional Natural Old Providence McBean Lagoon y Corales de Profundidad, allí hay especies de coral a más de 150 metros de profundidad que no hay en ninguna otra parte del caribe.

También se encuentran en la Reserva de la Biosfera Seaflower que tiene una extensión de 180 mil kilómetros cuadrados, allí se ubica la tercera barrera arrecifal más grande del mundo y la convierte en la Reserva de Biosfera con mayor área marina que existe en la actualidad.

Para conservar los arrecifes de coral, principalmente se debe evitar cualquier contacto intencional o accidental con estos ecosistemas, ya que si al bucear, hacer snorkel o pasear en bote se golpea o choca el arrecife, éste sufre grandes daños.

Asimismo, no se recomienda no botar nada al océano, ni basura, ni residuos de comida, ni aguas residuales o externas a las propias del océano, ya que esto contamina y asfixia a los corales. Tampoco se permite quitar trozos de arrecife para llevarlos de recuerdo, ya que se destruye el ecosistema y la vida de un ser.

Finalmente, se recomienda no comprar los peces de arrecife de coral, por lo que es importante preguntar la procedencia de los animales que se ofrecen en las tiendas de mascotas antes de comprarlos para no contribuir a la destrucción de los ecosistemas marítimos.

Por: Isabella Durán Mejía. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here