Día de la Ecología, por la relación de coexistencia entre seres vivos

Esta fecha fue establecida con el propósito de reflexionar sobre la importancia de conocer y valorar las relaciones entre los seres vivos y su entorno. Pese a que la ecología es una ciencia, desde hace unos años se ha fortalecido como un movimiento sociopolítico en pro del bienestar del planeta.

0
313
Foto por: Maria Alejandra Padilla

La ecología es la ciencia centrada en el análisis del vínculo  entre los seres vivos y su entorno, es decir, que contempla muchas disciplinas para comprender cada uno de los aspectos que generan un ecosistema. Sin embargo, desde hace unos años el concepto dejó de tener un significado meramente ambiental, para convertirse en un movimiento sociopolítico preocupado por el bienestar del planeta.

Razón por la que cada 01 de noviembre se celebra el Día Mundial de la Ecología y de los Ecólogos, como una fecha para reflexionar sobre la importancia de conocer y valorar las relaciones existentes entre todos los seres vivos y el espacio que habitan. Además, busca crear conciencia en las poblaciones sobre la necesidad de mantener una relación armónica con el medio ambiente.

Le puede interesar: Jóvenes y agroecología, 3 emprendimientos latinoamericanos

Esta conmemoración coincide con fecha de creación de la revista El Ecologista, de la confederación española Ecologistas en Acción, la cual nació en 1979. Un equipo de profesionales que, igual que muchos ecólogos, estudia la situación alarmante que atraviesan todos los países de cara al cambio climático y sus consecuencias. 

De acuerdo con  la Organización de las Naciones Unidas – ONU, en la última década la temperatura mundial aumentó 1,2 grados centígrados, cerca de 9,6 billones de toneladas de hielo se han perdido de los glaciares, más de 24.000 millones de toneladas de tierra están infértiles o sufren de erosión, y hay aproximadamente 5.200 especies de fauna y flora en vía de extinción.

En el marco de esta fecha, hacemos un llamado a la protección de todas las formas de vida, y a rescatar los saberes ancestrales que plantean un trato respetuoso con la naturaleza para evaluar formas de producción y desarrollo sostenibles. 

 

Por: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here