CORPAMAG y municipios de Magdalena se aliaron en pro de las fuentes hídricas del departamento

La firma de convenios con los municipios Salamina, San Zenón, Pivijay y Chibolo permitirá recuperar los ecosistemas que benefician a la población y al sector productivo que los rodea, a través de limpieza mecánica y retiro de residuos.

0
310
Foto actual de caño Trapiche por la Corporación Autónoma Regional del Magdalena (CORPAMAG)

La Corporación Autónoma Regional del Magdalena (CORPAMAG) y cuatro municipios del departamento de Magdalena firmaron  convenios interadministrativos con el fin de recuperar las diversas fuentes hídricas que de una u otra forma benefician a la población y al sector productivo que los rodea.

Los convenios establecen que los municipios de Salamina, San Zenón, Pivijay y Chibolo trabajarán de manera articulada con CORPAMAG para garantizar el buen estado de los cuerpos de agua localizados en cada territorio, de manera que se recuperen y permanezcan en óptimas condiciones hídricas y ambientales.

Le puede interesar: Importante alianza fortalecerá la educación ambiental en diferentes regiones del país

Para lograr el objetivo, cada convenio corresponde a un proyecto determinado con un presupuesto de inversión que será otorgado entre CORPAMAG y el municipio. Asimismo, cada territorio tendrá un plazo de ejecución de tres meses para realizar las labores de limpieza mecánica y retiro de residuos de cada fuente hídrica indicada.

Acciones desde cada municipio

Con Salamina se firmó el convenio número 369 de 2020 correspondiente al proyecto “Recuperación de las condiciones hídricas y ambientales de los caños Roncador y Salvador, ubicados en el municipio de Salamina, departamento del Magdalena”, que establece un valor de inversión de $199’865.314.

De ese valor total de inversión, CORPAMAG aporta $195’696.122 y el municipio aporta $4’192.000. A través de este convenio, la corporación busca garantizar la adecuada limpieza e intervención de aproximadamente 2,1 kilómetros en el caño Salvador y 180 metros en el caño Roncador.

Por otro lado, con San Zenón se firmó el convenio número 426 de 2020 y corresponde al proyecto “Recuperación de las condiciones hídricas y ambientales de los caños Trapiche y Cochone, ubicados en el municipio de San Zenón, departamento del Magdalena” que establece un valor de inversión de $100’000.000, de los cuales CORPAMAG aporta $95’830.808 y el municipio aporta $4’169.192.

Este proyecto busca la limpieza e intervención de aproximadamente 2,091 kilómetros entre los dos caños, para garantizar la funcionalidad hidráulica de las estructuras construidas y recuperar las condiciones ambientales otras fuentes hídricas como las ciénagas que son beneficiosas para el corregimiento de Santa Teresa y San Zenón.

Para el caso de Pivijay se firmó el convenio 436 de 2020 correspondiente al  proyecto “Recuperación de las condiciones hídricas y ambientales del caño Ciego, ubicados en el municipio de Pivijay, departamento del Magdalena” que establece un valor de inversión de $143’000.000, de los cuales CORPAMAG aporta $138’830.808 pesos y el municipio $4’169.192.

El objetivo es retirar sedimentos, maleza y residuos sólidos de 1,470 km en caño Ciego. Teniendo en cuenta que esta fuente hídrica es un ramal del caño Schiller, que comunica a las Ciénagas de Don Alonso y la Ciénaga del Playazo, la limpieza e intervención de este caño beneficia también a la comunidad del corregimiento de Media Luna.

Por otra parte, con Chibolo se firmó el convenio 443 de 2020 correspondiente al  proyecto “Recuperación de las condiciones hídricas y ambientales y mitigación del riesgo a traves de dragado mecanico y conformación de terraplenes en la quebrada Chimicuica, corregimiento de la China, municipio de Chibolo departamento del Magdalena” que establece un valor de inversión de $142’957.291 pesos, de los cuales CORPAMAG aporta $138’788.099 y el municipio el dinero restante.

De ese valor total de inversión, CORPAMAG aporta $195’696.122 y el municipio aporta $4’192.000. Con este convenio, se busca garantizar la limpieza e intervención de esta quebrada para evitar futuras inundaciones o desbordamientos en la población aledaña.

Por: Isabella Durán Mejía. Periodista.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here