Con estrategias didácticas se implementan formaciones en Caquetá

El proyecto Pescado para el Desarrollo ejecutado con jóvenes caqueteños busca despertar la participación activa de los estudiantes. Encontrando que las enseñanzas siempre deben acompañarse de actividades que incentiven la interacción y reconocimiento del entorno.

0
693
Foto por: Sebastián Ríos

El Proyecto Pescado para el Desarrollo financiado por Cáritas Noruega busca impulsar la economía del Caquetá apoyando a la población campesina, donde estudiantes de grados 9°, 10° y 11° de ocho instituciones rurales adquieren conocimiento sobre piscicultura y competencias humanas a través de formación espiritual y del ser.

Esta labor está en manos de Acción Cultural Popular – ACPO, organización que nace en 1947 con la creación de una emisora que permitió generar espacios de esparcimiento y educación. Actualmente implementa el programa Escuelas Digitales Campesinas cuya misión es promover el liderazgo rural por medio de capacitaciones que están ligadas a su entorno.

Le puede interesar: La pintura como herramienta de transformación social en Caquetá

Aunque el programa es digital,debido a la falta de conectividad en los territorios se entregan cartillas a cada uno de los beneficiarios, dicho material cuenta con actividades como sopas de letras, crucigramas y narrativas que permiten enriquecer el proceso de formación.

Sin embargo los facilitadores educativos que se encargan de guiar el proceso de los jóvenes, buscan diariamente estrategias que permitan dinamizar mucho más el aprendizaje. Esto por medio de actividades como juegos de mesa, carreras de observación, juegos deportivos, dramatizaciones, cantos y pintura. 

Estas dinámicas grupales son muy importantes en el desarrollo de las clases, ya que permiten atrapar la atención de los estudiantes y aportan beneficios emocionales y  psicosociales. No se debe desconocer que el factor diversión ha sido un gancho para despertar la participación, pues les es más fácil entender las temáticas cuando son relacionadas a sus entornos.

Por: Sandra Riaño García. Facilitadora educativa del proyecto Pescado para el Desarrollo.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here