Carta del campo: Mujer reincorporada como muestra de superación

Liliana Arias, es una caqueteña firmante de paz que participa en el proyecto MIA y que con base a los aprendizajes adquiridos, logró fortalecer su idea de emprendimiento. Ahora tiene un pequeño hotel en San Vicente del Caguán en el que trabaja junto a su esposo e hijo.

0
291
Foto por: Diana Marcela Marín

Soy Liliana Arias, vivo en el departamento de Caquetá y me siento muy  feliz por todo lo aprendido en las Escuelas Digitales Campesinas de Acción Cultural Popular – ACPO, porque gracias a estos cursos hoy en día tengo mi propio negocio en San Vicente del Caguán,  es un pequeño hotel en el centro de este municipio.

En mi negocio trabajamos junto con mi esposo y mi hijo, la verdad me siento muy orgullosa de todo lo que he logrado como mujer, como madre y como esposa, pero lo más importante es lo que he logrado como mujer reincorporada.

 Me  siento agradecida con el proyecto Mujer Mestiza, Indígena y Afrodescendiente – MIA, que llegó al Caquetá para darnos la oportunidad de empezar a ser útiles y no depender de un gobierno manipulador.

Hoy en día me siento  libre y dichosa por todas las oportunidades que me ha brindado el proyecto y la fundación ACPO, porque han pensado en nosotras y nuestras familias ya que son muy pocas las organizaciones que nos apoyan para enseñarnos a ser nuestras propias jefas y así poder compartir con nuestros esposos e hijos.

Por eso reitero mi agradecimiento también a la Diócesis de San Vicente del Caguán y al Fondo Europeo para la Paz, además, quiero invitarlos para que cuando vengan al municipio de San Vicente no olviden visitar el Hotel París en el centro de San Vicente los atiende su servidora Liliana Arias.

 

Por: Liliana Arias. Participante del proyecto MIA en Caquetá.

Editor: Karina Porras Niño. Periodista – Editora. 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here